close
close

Revista Portafolio

Retos del turismo en el país, durante 2023, para mantenerse a flote

Cambio de estrategia y nuevos nichos conforman el plan de vuelo, ante la posible desaceleración del consumo, los nuevos retos económicos del país.

Turismo.

Turismo.

Archivo El Tiempo

POR:
Portafolio
enero 22 de 2023 - 02:30 p. m.
2023-01-22

Con el regreso a la normalidad y los números al alza, el Gobierno Nacional decidió no continuar con las exenciones al turismo, como por ejemplo la correspondiente al IVA.

En el 2020, la Ley del Turismo consagró medidas a largo, corto y mediano plazo para fortalecer a este sector clave del país y promover su reactivación, permitiendo que más colombianos, en medio de la difícil coyuntura económica del 2021, posterior a la pandemia, accedieran a productos turísticos y pudieran viajar.

(Vea: Mompox).

Estos alivios, que se mantuvieron hasta el 2022 mediante la ley de Inversión Social, llegaron a su fin.

A partir del primero de enero del 2023, los cobros retornaron a la normalidad pese a las peticiones del sector por su continuidad.

En la práctica, para los miles de viajeros esto quiere decir que los tiquetes aéreos, que gozaron de una reducción del 19% al 5% en el IVA, pasarán a tener nuevamente el impuesto completo.

De igual forma, para el sector hotelero la suspensión del pago de la sobretasa de energía, la exención del IVA para servicios de hotelería y turismo registrados en el RNT (Registro Nacional de Turismo) y la exclusión del IVA para la comercialización de artesanías, entre otros beneficios, también llegaron a su fin.

Esta situación ha dejado con una compleja situación a los prestadores de estos servicios, quienes aseguran que, si bien el turismo ha recobrado vida, la dinámica macroeconómica a la que se enfrenta el país, desencadenada desde que se inició la guerra en Ucrania, ha puesto a los operadores a trabajar con gastos más altos y se encuentran navegando contra la corriente e intentando seguir a flote.

En el caso del sector hotelero, lo que más les preocupa a los empresarios es el regreso del pago de la sobretasa a la energía, pues es uno de los rubros que más pesa en la canasta de costos.

Es de recordar que con este cobro del 20%, la actividad hotelera contribuirá nuevamente a los subsidios de energía de los hogares más pobres.

(Vea: ¿Tarifa para extranjeros en museos colombianos es discriminatoria?).

Para José Andrés Duarte, presidente ejecutivo de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), el pago de este servicio esencial es uno de los más costosos, por lo que agregar nuevamente este impuesto repercutirá en las finanzas de los hoteles.

El costo del kilovatio es el más alto de la región, y lo comparamos así porque estamos compitiendo con el mundo”, advierte el dirigente gremial, quien pidió mantener este alivio, pero no ha tenido respuesta hasta la fecha.

Más desafíos
Turismo en Colombia

Turismo en Colombia.

Archivo EL TIEMPO

Aunque si bien este es uno de los dolores de cabeza del sector hotelero, no es el único. El regreso del impuesto a los servicios de hotelería, que tocarán el bolsillo del consumidor, podría significar una disminución en la demanda.

Para el experto Manuel Leguizamón, director de Info consultoria y profesor emérito de la Universidad Externado de Colombia, es evidente que esta situación impactará directamente los niveles de ocupación, en su mayoría a los consumidores locales.

Lo preocupante es que afectará sobre todo a las pequeñas y medianas empresas que tienen menos margen de maniobra y músculo financiero y si tenemos en cuenta que el sector turístico lo componen un 85% las pymes, será una afectación seria. La reactivación que venía en este año tendrá un golpe muy fuerte con este incremento”, alertó.

Un ejemplo claro de este impacto es el Hotel Hab, que para este año brindaba servicios de habitación en promedio de un valor de $550.000, y si bien mantendría su precio el otro año, el impuesto del 19% le sumaría $104.500 al servicio, cerrando en $654.500.

“Vamos muy bien, los indicadores van en aumento mes a mes y retornara este impuesto pre pandemia nos impactaría disminuyendo el turismo nacional, ya que se aumentaría el costo para el cliente colombiano”, asegura Maribel Pacheco, directora administrativa y gerencial de Hab Hotel.

Sumado a la posibilidad de la baja en la demanda, para Gustavo Lovera, gerente general del Hotel W Bogotá, el cúmulo de estos incrementos también repercutirá en el presupuesto de los turistas.

(Vea: Alza en salarios e inflación, los retos del turismo en 2023).

Si bien el sector presentó una recuperación, en su mayoría es del mercado local. Si este se ve afectado, claramente la recuperación será menor”, dice.

Tiquetes, por las nubes
Tiquetes de avión

Tiquetes de avión

iStock

Y la complicada situación la completa el sector aeronáutico, uno de los que más tuvo turbulencias.

El alza en el combustible, las restricciones a la movilidad, el incremento en las tasas de interés y la devaluación del peso colombiano han tocado el balance general de las compañías.

Y ahora, con el nuevo año, se suma otro reto no menos importante a la lista: el retorno al IVA del 19%, después de una disminución al 5%.

Para Latam Airlines, este incremento de 14 puntos porcentuales se suma a la coyuntura compleja, donde la devaluación del peso colombiano y la inflación, sobre todo en el combustible, ya superan las expectativas.

(Vea: Conozca los pasaportes más poderosos para viajar este 2023).

“Es muy probable que los aumentos de las cargas impositivas de los tickets hagan que se reduzca la intención de viaje de los colombianos, generando una contracción en la demanda y, por lo tanto, menores niveles de ocupación de los aviones. La cancha en este momento está más del lado de los gobiernos de toda la región, que tienen un trabajo importante de revisión de las cargas impositivas de los tiquetes”, señalan desde la compañía.

Por ejemplo, en Colombia, del valor total que un pasajero paga por un boleto de avión –entre un 30% y un poco más del 40%, dependiendo de si es un vuelo doméstico o internacional–, corresponde a cargos e impuestos que la aerolínea recauda para entregarlos a un tercero, llámese administrador de aeropuerto o al propio Estado, explican en Latam Airlines.

Sin embargo, para Wingo, si bien este regreso del IVA aumentará los precios, el modelo low cost permite que incluso bajo este panorama tenga una mayor ventaja sobre sus competidores.

“Esto tendrá un impacto al alza en las tarifas aéreas, pues el IVA regresa a su tasa histórica del 19%. No obstante, es importante indicar que la recuperación en la demanda de viajes se mantiene consistente y sostenida y desde Wingo no prevemos una afectación considerable”, manifiesta Jorge Jiménez, director comercial y de planeación.

Ante este panorama, las distintas empresas buscarán afrontar estos retos a la medida de sus posibilidades.

En el caso del Hotel W, su apuesta es al mejoramiento de su labor. “Debemos siempre ofrecer productos apetecibles al mercado, que se sienta que el dinero que se paga vale la pena, pues al final se trata de eso. No podemos bajar precios: sería retador financieramente. Por eso debemos ofrecer mejores servicios y más opciones”, advierte Lovera, gerente del complejo hotelero.

El cliente foráneo, opción clave
Tiquetes aéreos

De acuerdo con el Ministro de Transporte, hay consenso para que el incremento de los precios de los tiquetes aéreos no supere el 14%.

Archivo

Y en medio de este panorama desafiante, otra de las alternativas es enfocarse en el turismo internacional, sector en el que la devaluación ayuda a mitigar dichos impactos.

A esto le apunta el Hotel Hab, que además buscará “crear experiencias para el huésped nacional (planes staycations) e incentivar a los huéspedes a través de estrategias de marketing dirigidas a cada uno de los sectores nacionales e internacionales”, explica su directora ejecutiva.

Hay otros que incluso aprovecharán esta oportunidad para crear un lazo con el turista local.

Para Carolina Bernal, gerente general del Hotel Casa San Agustín, la apuesta es la “creación de tarifas preferenciales para residentes en Colombia, fomentar una constante comunicación con agencias nacionales que se dediquen a vender producto nacional con el objetivo de promocionar este beneficio y saber departe de ellos qué comentarios y retroalimentación se perciben en este mercado en particular. No esperamos perderlo: debemos cambiar la estrategia actual”, remarca.

En el caso del sector del transporte aéreo, las empresas coinciden en que anticipar los viajes y, sobre todo, aprovechar los últimos días del 2022 con estas rebajas y analizar horarios en los que se brinden mejores precios, es una buena opción para impulsar una industria que enfrenta nubarrones en el horizonte.

PAULA ANDREA GALEANO BALAGUERA
PERIODISTA PORTAFOLIO

Destacados

  • REVISTA PORTAFOLIO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido