Rubros con incentivos de la economía naranja, a revisión

El senador David Barguil explica los cambios que tendría la ley de financiamiento para el segundo debate. 

David Barguil

David Barguil, senador del Partido Conservador, confirmó que la votación en plenarias de esta ley se dará este viernes.

POR:
Portafolio
diciembre 11 de 2018 - 09:58 p.m.
2018-12-11

Entre este miércoles y jueves, el Gobierno y el Congreso tendrán que darle las últimas pinceladas a la ponencia para segundo debate a la ley de financiamiento, y aún hay varios temas espinosos para debatir.

Entre estos se encuentran el IVA a distintos sectores, la renta a personas naturales e incluso revivir la posibilidad de que el sector financiero pague más renta. 

(Especial: Los efectos de la Ley de Financiamiento en su bolsillo). 

Este último punto es del senador conservador David Barguil, quien hace una radiografía del proyecto y de lo que viene hasta el viernes, cuando se daría la votación oficial en plenarias.

¿Qué temas nuevos habría para el segundo debate?

Esta semana hemos revisado lo que quedó avalado del primer debate y empezamos a definir los temas que tienen proposiciones. Mañana (hoy) seguiremos, y la idea es tener lista la ponencia el jueves, con el fin de iniciar el debate formal el viernes. Es decir, necesitaremos sesiones extras la próxima semana.

¿Qué temas se van a revisar?

Se van a definir cuáles son los sectores que pueden asimilarse como economía naranja; la lista inicial se va a limitar y se fijará qué bienes y servicios quedan.

Además, vamos a revisar que no haya IVA a las transacciones financieras, porque, como quedó redactado el artículo, se permitía cobrar el impuesto a todas las transacciones del sistema, y eso sería gravar el bolsillo del consumidor.

Igualmente, para vivienda de interés social y prioritaria se va a debatir la posibilidad de devolverle el incentivo a los créditos que se toman para su compra.

¿Y sobre el IVA plurifásico y la sobretasa a la renta del sector financiero?

El primero no se tocó en las discusiones de este martes, es decir, por ahora se mantiene intacto para segundo debate.

Por el lado de la sobretasa, lo vamos a llevar como proposición a las plenarias de Senado y Cámara. Nos parece justo y es progresivo que un sector al que le ha ido bien, pague más; esto no es un invento nuestro y ya existe en países como Reino Unido, Finlandia y España, entre otros.

A la actividad financiera la política económica le ha favorecido, entonces en estos momentos, es justo que contribuya un poco más. Y, es más, no les estamos subiendo, sino bajando menos la renta, porque el año pasado pagaron el 40% y, en el 2018 el 37%. Entonces, con esta medida quedarían con una tasa del 35%, y le daría al Estado, a precios del 2019, cerca de $1 billón al año.

(Inicia maratón para aprobar proyecto tributario de Duque). 


De otro lado, le cuento que también se estudiará que los restaurantes que no apliquen para el régimen Simple (que reemplaza al monotributo) puedan escoger si se quedan con el régimen de IVA o de impuesto al consumo, lo que les favorecerá, ya que dependerá de sus necesidades particulares.

Esta ley va por $7 billones de los $14 billones necesarios, ¿qué implica este panorama?

Esto quiere decir que el próximo año se van a congelar los recursos que queden faltando, y por esto yo he hecho una propuesta pública y me reafirmo en ella. En el 2019, junto al Gobierno, tenemos que hacerle un llamado al Comité Consultivo de la Regla Fiscal para que amplíe el margen de endeudamiento de corto plazo, sin poner en riesgo la meta de mediano plazo del déficit estructural, y que esta, en efecto, se cumpla.

Esto podría, por ejemplo, darnos medio punto del PIB (entre $4,5 billones y $5 billones), lo que permitiría que los rubros que se congelen sean financiados vía endeudamiento para no afectar sectores sociales, ni la inversión que tanto necesita el país.

¿Cómo venderle esto a las calificadoras?

La Ley contempla escenarios para ampliar los márgenes de la regla fiscal. Por ejemplo, la llegada de los migrantes venezolanos no estaba planteada en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, ni en ningún cálculo. Eso es un tema no previsto y la Ley señala que cuando se den ese tipo de situaciones se puedan ampliar los márgenes. Además está el tema de Electricaribe, que tampoco estaba en las cuentas; todo esto genera presión fiscal y eso nos da los argumentos para sustentar ante el Comité. Igualmente, en el pasado ya se ampliaron los márgenes sin impactarse el grado de inversión ni la calificación del país.

No podemos cerrar la puerta a ese mayor endeudamiento porque eso evita ponerles mayores impuestos a los ciudadanos de clase baja y media.

También se ha dicho que podría presentarse un proyecto de ley aparte para resolver este tema con la Regla Fiscal...

El Comité Consultivo autorizaría lo hablado previamente, pero un proyecto de ley lo que haría es cambiar las metas, y acá lo que decimos es que no podemos comprometerlas. Abrir la puerta de modificar la ley sí sería un mensaje negativo a los mercados y pondría en riesgo el grado de inversión.

En general, ¿cómo ve la sostenibilidad de las finanzas públicas?

Claramente acá estamos haciendo una apuesta arriesgada, pero vale la pena. El Congreso y el Gobierno decidimos que lo que saliera aprobado en la ley de financiamiento no afectara a los sectores populares ni a la clase media. De allí que no vamos tocar el IVA a la canasta familiar, las pensiones, no vamos a ampliar la base de la Retefuente, etc.

Las decisiones de fondo tuvieron esa visión, pero también hay algo importante y es que acá se hizo un ejercicio muy positivo y es bajar la carga a sectores productivos. Estos cambios son favorables porque buscan que haya crecimiento económico y, si esto pasa, habrá más empresas pagando impuestos.

Si no crece el PIB, ni incrementamos los ingresos por la vía de la expansión económica, ahí sí que nos veremos en aprietos.

¿Cómo hacer entonces para que en dos años no sea necesaria otra reforma tributaria?

Hay tres cosas para que el mayor crecimiento nos dé más ingresos. Primero, gravar a las personas de mayores rentas; segundo, bajarles la carga tributaria a los sectores productivos y, tercero, el salario mínimo debería incrementarse muy por encima de la inflación, como contraprestación a que a las empresas se les bajen los impuestos.

¿Cómo ha sido el papel del Gobierno en la ley de financiamiento?

Aplaudo que el Gobierno ha sido abierto a oír las visiones y propuestas. Esta ley se ha discutido a fondo como nunca antes, ya ha habido debates exhaustivos y logramos tomar decisiones importantes, y nos han escuchado a todos los congresistas. Abrir la puerta al diálogo ha sido clave para pensar siempre en que todo favorezca a Colombia.

A SEGUNDO DEBATE

- No ampliar base de contratistas que pagan IVA.

- En zonas francas se unifi- caría el IVA a tarifa general.

- Obras por impuestos: se fijó transición que eliminar a patrimonio autónomos como beneficiarios.

- En renta a personas naturales se permite superar el 40% de deducciones a quienes demuestren que tienen otros gastos y costos asociados a la actividad que desarrollan.

- En cuanto a sanciones penales se revisan los delitos y su redacción técnica. Además, sobre la normalización de activos se redactará cuándo estas pueden terminar en investigaciones penales, y cuándo no, en conjunto con la Fiscalía.

- Los aportes a fondos de pensiones se incorporarán como renta exenta, siempre con el límite del 40% de deducciones.

- Se reducirá la lista de actividades que pueden aplicar a beneficios de economía naranja.

Siga bajando para encontrar más contenido