83 millones de dólares en turismo deja boda real en Londres

Unos 600.000 visitantes más que lo habitual esperaban el viernes autoridades turísticas en Londres.

POR:
abril 29 de 2011 - 03:59 p.m.
2011-04-29

La agencia nacional de turismo, VisitBritain, calculó la llegada a Londres de otros 600.000 turistas durante este viernes, lo que supone un total de alrededor de 1,1 millones, un 40 por ciento de ellos extranjeros. "Eso podría deducir hasta 50 millones de libras (unos 82,6 millones de dólaers)", dijo un portavoz de la agencia, añadiendo que el número de vuelos a Londres aumentó un 244 por ciento para el fin de semana.

London and Parteners, la agencia que promociona la ciudad, dijo que esperaba alrededor de 600.000 personas a lo largo del recorrido de la pareja real, una cifra similar a la que presenció en 1981 la boda de los padres de Guillermo, el príncipe Carlos y la princesa Diana.

Por su parte, el primer ministro, David Cameron, dijo que el evento ha sido un impulso para una nación que enfrenta medidas de austeridad que llevaron a drásticos recortes de gastos y despidos. "Personas en todo el país, y de hecho en todo el mundo, se están entusiasmando con los eventos del viernes", concluyó Cameron al Parlamento. 

Guillermo sale del palacio en un Aston Martin con placa de "recién casados"

El príncipe Guillermo salió hoy del palacio de Buckingham junto a su mujer Catalina, duquesa de Cambridge, conduciendo un coche Aston Martin descapotable que llevaba la placa de "recién casados".

Tras la recepción que ofreció la reina Isabel II en su residencia oficial, a Guillermo se le vio al volante del automóvil con una gran sonrisa y con otro uniforme, esta vez de color azul, mientras que Catalina saludaba a la gente vestida aún con su traje de novia.

Los duques de Cambridge salieron en el coche hacia Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos de Inglaterra, antes de tomar parte esta noche en otra recepción en el palacio de Buckingham. El Aston Martin, famoso por aparecer en las películas de James Bond, llevaba cintas a los costados y globos azules, rojos y blancos, los colores de la bandera británica. Al mismo tiempo que Guillermo conducía el coche, sus compañeros de la

Real Fuerza Aérea (RAF) sobrevolaban con un helicóptero amarillo de la unidad de búsqueda y rescate.

Miles de personas, británicas y extranjeras, se echaron hoy a las calles de Londres para arropar a los futuros reyes del Reino Unido. Los dos besos de la pareja en el balcón del palacio de Buckingham animaron a la multitud allí congregada, que gritaba "William y Kate" (Guillermo y Catalina) en medio de un mar de banderas británicas. 

REUTERS y EFE

Siga bajando para encontrar más contenido