¿A qué obedece el aumento de las enfermedades respiratorias en Bogotá?

Debido al frío más personas se resguardan y la cercanía propaga el virus a través del aire.

Gripa

Hasta agosto, en centros asistenciales públicos y privados se han atendido 1’176.962 casos por infecciones respiratorias.

POR:
Portafolio
noviembre 28 de 2019 - 12:08 p.m.
2019-11-28

Algunos ciudadanos creen que las enfermedades respiratorias no han parado en Bogotá durante este año, y tienen razón. No es solo una percepción, pues, según la Secretaría de Salud de Bogotá, el número de pacientes con estas afecciones no ha disminuido.

(Lea: ‘El desafío del sistema de salud es la sostenibilidad’)

Hasta agosto, en centros asistenciales públicos y privados se han atendido 1’176.962 casos por infecciones respiratorias.

(Lea: Facebook usará datos de sus usuarios para alertarlos sobre su salud)

Pero, ¿a qué se debe este aumento? Según Amelia Rey, directora de Salud Pública, en el año, históricamente, se presentan dos picos de invierno y enfermedades respiratorias. El primero corresponde a marzo, abril y mayo; y el segundo, en septiembre, octubre y diciembre.

Sin embargo, este año no se diferenciaron. “No es común lo que sucedió, más que dos picos hubo una meseta. No vemos una disminución significativa porque la lluvia nunca paró”, explicó.


El doctor Carlos Francisco Fernández, asesor médico de EL TIEMPO, aclaró que el aumento de enfermedades respiratorias se debe a la “circulación de virus de persona a persona. El asunto con estas es que al afectar una persona, fácilmente puede ser transmitida a otra a través de las gotas que vienen de la tos, el estornudo o las secreciones”.

Según Fernández, Bogotá es una de las ciudades con una mayor población y, por ende, las personas están más cerca. “Entonces el contacto es más estrecho”, señaló.

Además, las enfermedades respiratorias durante la época de lluvia se intensifican porque “las personas tienden a concentrarse en lugares cerrados para preservarse del frío y quedan más cerca, y al estar cerradas las ventanas o las puertas, la circulación de los virus se concentran más en estos espacios porque no hay suficiente circulación de aire”, dijo.

Debido a esa creciente, la Secretaría de Salud (SDS) les hizo un llamado a los padres y cuidadores para que vacunen a sus hijos, a personas de la tercera edad o mujeres embarazadas, y así prevenir las enfermedades respiratorias en estas poblaciones.

Para las jornadas de vacunación de la ciudad se están esperando 93.000 niños, 46.300 mujeres gestantes y 7.300 adultos que no han sido inmunizados contra la influenza, una enfermedad diferente al resfriado, porque “es altamente contagiosa y puede generar complicaciones graves como la neumonía, empeorar condiciones crónicas de salud como el asma o causar la muerte”, explicó la SDS.

Amelia Rey, directora de Salud Pública, sugiere vacunarse contra la influenza y el neumococo “y así darle una carga al cuerpo para que la persona genere anticuerpos y cuando se enfrente a esos virus no sean graves”.

LO QUE NO SE DEBE HACER

Si tiene gripa, debe saber que “los virus no tienen tratamiento sino que los anticuerpos naturales los combaten”, según el doctor Carlos Francisco Fernández. Por ello, no es aconsejable automedicarse.

Por ejemplo, algunos ciudadanos suelen tomar antibiótico para eliminarlo, pero es un grave error, pues lo que está haciendo es alimentando las bacterias patógenas del cuerpo y las vuelve inmunes a ese medicamento. Entonces, cuando padezca una infección lo más probable es que no haga efecto.

1. Recomendaciones
Algunas sugerencias para las personas que tienen enfermedades respiratorias como gripe son:

• No automedicarse para combatir el virus.

• Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

• Usar tapabocas.

• En el caso de las madres que están lactando, se recomienda seguir alimentando a los bebés de forma habitual, hasta los 6 meses, sin importar si tiene gripa, pues “el cuerpo es sabio y a través de la mamá se transmiten los anticuerpos necesarios para combatir
cualquier virus”, explicó Amelia Rey, directora de Salud Pública.
Los bebés mayores de 7 meses deben tener una alimentación complementaria.

• En caso de que los síntomas se agraven no dude en consultar al médico.

2. ¿Cómo prevenirlas?

Antes de que se vea afectado por los virus es aconsejable:

•No enviar los niños al jardín o colegio cuando tienen síntomas de gripa, así no lo propagarán a otros.

•Cubrirse boca y nariz al estornudar o toser con un pañuelo o el brazo, nunca con la mano.

•Mantener la vivienda ventilada, limpia y libre de humo.

•Evitar los cambios bruscos de temperatura y cubrir la nariz y la boca antes de salir de lugares cerrados.

•Es importante vacunar a menores de 23 meses de edad (menos de 6 no), gestantes y adultos mayores de 60 años contra la influenza y mantener al día el esquema de vacunación de los menores de 6 años. Sin embargo, las personas con alergias graves a la vacuna deben abstenerse.


Redacción Bogotá- ET

Siga bajando para encontrar más contenido