Tendencias

Amplían extensión del Programa de Acompañamiento a Deudores

A través del Programa del PAD más de 826.560 personas, hogares y empresas han redefinido sus créditos.

Deudores

El plazo se amplió hasta el 30 de junio de 2021.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2020 - 02:50 p. m.
2020-12-18

Si bien las empresas entraron en una nueva fase de reactivación económica donde surgen varias expectativas sobre el futuro de la economía, la preocupación de estas por mejorar su flujo de caja y liquidez sigue latente.

La suspensión de operaciones por largos meses y los cambios del esquema organizacional obligó a muchas a redefinir sus finanzas y con ello, buscar nuevas alternativas para fortalecer la cartera de su negocio en medio de esta coyuntura.

Tal es el caso de las microempresas y pymes colombianas, quienes ante los grandes desafíos de la pandemia, decidieron apoyarse en programas de gobierno como el PAD para mejorar su liquidez a través de la redefinición de sus deudas u obligaciones financieras.

Según la Superintendencia Financiera, a corte del 23 de septiembre, cerca de 826.560 particulares, hogares y empresas se han acogido a este programa, con el que se han logrado redefinir créditos por un valor total de 13,2 billones de pesos y alcanzar un promedio de disminución de cuota de hasta 21,4 %.

Para Angélica Arcila, CEO y cofundadora de Revaliu, empresa especializada en reperfilamiento de deuda de empresas, este programa, que va ha ser extendido hasta el 31 de junio de 2021 y que sido implementado por las entidades financieras, es una medida apropiada para el momento que viven las compañías, ya que les permite aumentar sus plazos, adaptar sus obligaciones a la nueva reactivación poscuarentena, negociar la aplicación de nuevos periodos de gracia y otros beneficios clave para las finanzas de las empresas.

“Sin duda, al perfilar la deuda a una nueva realidad poscovid, las empresas reciben oxígeno en su operación, debido a que aliviar las obligaciones financieras ajustadas al ciclo de los negocios, les permitirá a futuro tener capital de trabajo que garantice los recursos para el pago de nóminas y los demás gastos operacionales que requieren para su sostenibilidad económica”, manifiesta.

Además, agrega que este programa le facilita a las compañías evitar ser reportada en centrales de riesgo, lo cual le permite dejar la puerta abierta para futuras solicitudes crediticias.

Cabe resaltar que cada banco, cooperativa o corporación financiera cataloga a las empresas en tres grupos: alto, mediano y bajo impacto; y define las condiciones y características de los créditos a los que aplica el PAD.

A la fecha, los clientes que han accedido a dicho programa son aquellos, que según el análisis realizado por las entidades sobre la afectación total o parcial de los ingresos o de su capacidad de pago, tienen una expectativa de recuperación razonable.

Las empresas podrán acogerse a este programa hasta el 31 de diciembre de 2020.

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido