Creciente liquidez en los mercados financieros en la pandemia

Existen dramáticos incrementos de liquidez en los sistemas bancarios, mismos que están elevando los ritmos de especulación bursátil. 

En lo corrido de este año se ha observado un incremento en las necesidades de liquidez del sistema.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 13 de 2020 - 09:07 a.m.
2020-07-13

En general, los datos provienen de los países más desarrollados, pero en las economías emergentes también se manifiestan tendencias. El caso es que existen dramáticos incrementos de liquidez en los sistemas bancarios, mismos que están elevando los ritmos de especulación bursátil, situación que contrasta con los niveles de inversión real, es decir, los que se relacionan con la reactivación de producción, empleo y demanda para las empresas.

(Aprender, una forma de afrontar la crisis). 

De conformidad con datos de la cadena de noticias CNBC y de recientes publicaciones de la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), de enero a mayo de 2020 los depósitos de efectivo en el sistema bancario han aumentado en cerca de 2 trillones (millones de millones). Esto podría parecer paradójico respecto a la crisis económica que ha desatado el Gran Confinamiento producto de la prevalencia del coronavirus Covid-19.

No obstante, es de comprender que los problemas del confinamiento han producido dos choques que generan efectos multiplicadores en la economía real: choques por el lado de la demanda y de la oferta.
Pero es de advertirlo, estos factores que debilitan la economía lo hacen en la esfera de lo que se relaciona con la producción de bienes, servicios y empleo, no así en la economía financiarista, bancaria, o de inversión bursátil.

(Logística, la base de la competitividad de las empresas). 


Es más, dado que esas dos esferas de la economía por lo general actúan a manera de “juego cero” -lo que una pierde la otra lo gana- es posible explicar que mientras prevalece la incertidumbre sobre el futuro inmediato y se mantiene baja la confianza de consumidores e inversionistas, los fondos pasan de la economía real a fortalecer la economía bursátil.

De esa manera los mercados financieros, luego de tener una caída de cerca del 30 por ciento durante marzo, ya dos meses después, han recuperado sus niveles de desempeño. Situación que demuestra que este tipo de inversiones en bonos, acciones y en general derivados financieros, deben verse con la perspectiva mínima de mediano plazo. Es evidente que estar controlando el rendimiento de estos activos de manera constante, puede repercutir en problemas cardíacos.

(Cooperación internacional, la clave ante la post-crisis de la pandemia). 


En las actuales condiciones, se presentarían dos fenómenos que de hecho están afectando ya la economía real. Los fondos que no nutren la generación de bienes y servicios afectan negativamente las expectativas de recuperar el empleo. Además, se pueden estar teniendo los problemas de la “trampa de liquidez” ya identificada por Keynes: un exceso de circulante, que no tiene posibilidades de invertirse en la economía real puede repercutir en elevar la demanda, creando así presiones inflacionarias.

Giovanni E. Reyes
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor Titular y Director Académico de Pregrados de Administración de la Universidad del Rosario.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido