Preguntas y respuestas sobre la gestión del riesgo en la crisis actual

Los planes que tenía las empresas hace dos meses ya no son realistas, lo cual requiere un conocimiento de la compañía y sus riesgos para redefinirlos.

Ahorro

iStock

POR:
Portafolio
junio 11 de 2020 - 04:55 p.m.
2020-06-11

La crisis actual afecta a los gobiernos y los negocios que han generado actuaciones rápidas, coordinadas y con cooperación de los diferentes grupos de interés para poder responder de forma efectiva para dar soluciones que permitan reducir los impactos y mitigar los riesgos. En el caso de los procesos operativos de las compañías, esta situación ha afectado la continuidad de los negocios, interrupciones en la cadena de valor, requerimiento de comunicaciones transparentes y eficientes, probar las estrategias, acciones y transferencias de riesgo y pérdidas potenciales por la desaceleración económica. Por otro lado, las personas que han enfrentado nuevas dinámicas laborales, problemas al regresar al trabajo, comunicaciones de sus requerimientos, incertidumbre y negociaciones salariales.

En este momento, al retomar actividades de forma paulatina es necesario evaluar el negocio, sus tendencias, los planes de riesgo con que cuentan las compañías comienzan a jugar un rol importante por ser el punto de partida para analizar de forma integral los efectos, la significancia de la crisis y cuales serian las directrices para afrontarlo, para ello se deberían tener en cuenta los siguientes cuestionamientos:

(La importancia de la gestión de riesgos en las empresas). 


- ¿Cuáles son las exposiciones de la compañía o negocio?
. En este punto se debe verificar si el sistema de evaluación de riesgos con que cuenta la compañía ha contemplado pandemias. De no ser así, se debe actualizar y definir la fuente de exposición por el Covid-19 que analice la salud de los empleados, interrupción de la cadena de suministro, el cambio rápido de la legislación y regulaciones gubernamentales. En este punto es fundamental comprender los principales escenarios que podría impactar el negocio, cuales sería las medidas apropiadas de control y respuesta que mitiguen la exposición a corto, mediano y largo plazo.

- ¿Se tiene claridad frente a las políticas de coberturas y su alcance?. Es importante confirmar, si dentro de la estrategia de gestión del riesgo se cuenta con seguros, se debe verificar las coberturas frente a la situación actual y cómo se pueden tramitar. En el tema de seguros, se va a requerir de productos innovadores con soluciones paramétricas complejas, ya que la probabilidad de que un seguro tradicional cuente con coberturas para la situación actual y post-pandemia es poco probable y requerirá por parte de las aseguradoras configurar nuevos productos y servicios en la materia y la reconfiguración de las pólizas actuales.

- ¿Ha realizado simulacros para revisar y probar los planes de gestión para la continuidad del negocio?. Este punto es muy importante porque el coronavirus es un evento de amenaza muy diferente a situaciones vividas anteriormente, ya que se afecta a la empresa de múltiples maneras y se limitan las opciones de recuperación si otras empresas también se ven afectadas o existen limitaciones logísticas y legales. De esta manera, las organizaciones deben seguir analizando la continuidad del negocio como una respuesta gradual a la emergencia a corto plazo (para limitar el impacto en la salud de los empleados o el público), gestión de crisis (para garantizar que los grupos de interés mantengan la confianza en la viabilidad continua de la empresa) y recuperación del negocio (permitiendo las partes más importantes y generadoras de valor de la empresa para recuperarse lo más rápido posible).

- ¿Se han establecido las implicaciones para la cadena de suministro y han identificado a otros proveedores?. Este análisis implica los movimientos rápidos que debería realizar la compañía a partir de esta crisis, que le permita determinar el impacto potencial en su cadena de suministro por la amenaza actual del coronavirus. En esta temática, es clave evaluar: la exposición en el segundo o tercer nivel de la cadena de suministro (no solo proveedores inmediatos), el riesgo se ha analizado teniendo en cuenta el abastecimiento, la logística o el impacto en la percepción o sentimiento del consumidor a corto plazo, cómo se están gestionando los riesgos, se cuenta con un plan B de sus proveedores más críticos y estratégicos, los contratos cuentan con cláusulas que lo protegen de la responsabilidad de sus clientes, o sus proveedores podrían justificarse a través de cláusulas de fuerza mayor en los contratos.

- ¿Cómo se han activado los planes?.
Evidenciar y realizar seguimiento del aporte y limitaciones de los planes identificando las tendencias de los riesgos en la salud y comerciales. La evaluación del plan de riesgo se debe realiza en lo posible por asesores externos de forma multidisciplinar, que incluya profesionales de salud y seguridad que permitan garantizar tomar medidas adecuadas para mitigar el impacto del virus en el negocio.

Estos elementos permiten evidenciar la importancia de la gestión del riesgo, que coinciden con las palabras de Albert Einstein "aprende del ayer, vive para hoy, espera para mañana. Lo importante es no dejar de cuestionar". En este momento, a nivel global se está cuestionando todo de forma colectiva para afrontar una nueva normalidad. Así, los planes que tenía hace dos meses ya no son apropiados, factibles o realistas para hoy, lo cual requiere un conocimiento de la compañía y sus riesgos para redefinir que se va a desarrollar de forma flexible y creativa para poder avanzar analizando el entorno y determinando que quieren y necesitan los grupos de interés y como el negocio podría responder y encontrar nuevas oportunidades.

Clara Inés Pardo Martínez
Post-doctora. Profesora de la Escuela de Administración de Rosario GSB y del Centro de Estudios para la Competitividad Regional – Score de la Universidad del Rosario.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido