Uso del Asbesto en construcción sigue generando polémica

Desde comienzos del siglo pasado, el amianto, también llamado asbesto, se convirtió en el material protagonista de la mayor parte de las construcciones.

Debido a la variedad de usos, la exposición al amianto o asbesto en la actualidad puede ser ocupacional, doméstica o ambiental.

Archivo Portafolio.co

Debido a la variedad de usos, la exposición al amianto o asbesto en la actualidad puede ser ocupacional, doméstica o ambiental.

POR:
febrero 09 de 2012 - 02:57 a. m.
2012-02-09

El amianto es un grupo de minerales fibrosos, compuestos de silicatos caracterizado por sus fibras largas y resistentes, que se pueden separar, y presentan la particularidad de poder ser entrelazadas solidamente y resistir altas temperaturas.

A principios del siglo XX se inventó un procedimiento por el que, mezclado con el cemento, daba lugar al amianto cemento o fibrocemento que se utiliza especialmente en las tuberías de conducciones de agua potable, depósitos en las chapas onduladas para cubiertas y, como es un producto ignífugo que resiste muy bien el calor, para recubrir elementos como que tienen que estar expuestas al calor.

Francisco Puche, miembro de la organización Ecologistas en Acción, editor y escritor, que forma parte de la Federación Nacional de Víctimas del Amianto, explica que “ha habido hasta 3.000 productos de distinto tamaño y condición que contenían amianto, por ejemplo, las tostadoras de pan, los filtros de cigarrillos, los filtros de aguas y tuberías, pinturas impermeabilizantes, pastillas y pavimentos.

Además, como era muy flexible, podía usarse como tejido en mantas o tejidos aislantes, así como en la industria naval.

Estaba por todas partes, de manera que ha habido una especie de contaminación general de fibras de amianto en el ambiente”. Debido a esta variedad de usos, la exposición al amianto en la actualidad puede ser ocupacional, doméstica o ambiental.

En un documento publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el 2006, se estimaba en 100.000 el número de personas que mueren cada año en el mundo como consecuencia de la exposición a este material.

La Organización Mundial de la Salud, en un informe realizado en el 2010, aseguraba que en el mundo hay unos 125 millones de personas expuestas al asbesto en el lugar de trabajo y, según cálculos de esta organización, la exposición laboral causa más de 107.000 muertes anuales por cáncer de pulmón relacionadas con ese material.

Además, asegura el informe, un tercio de las muertes por cáncer de origen laboral son causadas por el asbesto.

invisible y resistente

El amianto, en su elaboración industrial, se desmenuza en fibras muy pequeñas del orden de una millonésima parte de un metro, que pasan a ser fibras invisibles e indestructibles. “En gran parte porque son muy resistentes a los ácidos y al fuego, por tanto permanecen casi más tiempo que la energía nuclear y está en todas partes, en el aire, en el agua y, por tanto, en los alimentos”, explica el ecologista.

Las primeras informaciones sobre los perjuicios del asbesto para la salud se remontan al año 1898, según Puche. “Después, a lo largo de los primeros 50 años del siglo XX, tuvieron lugar una serie de estudios científicos cada vez más serios en donde se ha ido demostrando la toxicidad de este mineral. El problema es que ha habido mucho tiempo de latencia entre la exposición y la muerte o la aparición de la enfermedad”.

Pero solo hasta bien entrada la década de los 90, y sobre todo a partir del 2000, cuando comenzó a prohibirse en los países desarrollados, de hecho ahora mismo 55 de ellos no lo permiten”.

EXPOSICIÓN MORTAL

Según explica Francisco Puche, Lo que en un principio fue un fenómeno extensivo en los países desarrollados, en la actualidad, la construcción con este material barato emerge en los países en desarrollo, con la consecuente incidencia futura que tendrá sobre la salud de las personas.

“En el siglo XX, hasta la década de los 90, los países más afectados eran EE. UU. y los europeos, es decir donde más se consumía. Ahora, como allí está prohibido, los países más afectados son Rusia, China, India y algunos de África.

En América Latina, la mitad de sus naciones también han sido muy afectadas, pero ya comienza a haber un proceso de prohibición que ha comenzado en Argentina, Chile o parte de Brasil”.

Puche también afirma que el 70 por ciento de las personas que están expuestas laboralmente caen enfermos, “pero también un 30 por ciento de los que no están así de expuestos, es decir, la gente que vive cerca de fábricas, o personas que son familiares de los propios trabajadores”.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido