El ATP250 de Bogotá entregará US$ 727.000 en premios

La capital es la bolsa de premios más alta de Latinoamérica y la cuarta del mundo.

El tenis que vivirá la ciudad será el de mayor altura sobre el nivel del mar.

Archivo Portafolio.co

El tenis que vivirá la ciudad será el de mayor altura sobre el nivel del mar.

POR:
junio 29 de 2013 - 12:34 a.m.
2013-06-29

A partir de este año, entre el 15 y el 21 de julio, Bogotá será sede de un ATP250, una de las fechas del calendario deportivo de los grandes torneos de tenis masculino en el mundo.

Lo que vivirán la capital y el millón de jugadores aficionados y competitivos de tenis en el país es comparable a la realización en el país de una Copa América.

Parte del reto de este torneo está en construir seis campos de superficie dura, ‘diseñar’ bolas blandas que sean más lentas en su rebote -que no hay porque antes no se había jugado un torneo de estos a tanta altura, condición que hace a las bolas más rápidas en su desplazamiento- y que el acabado de las canchas cuente con una resina que reduzca la velocidad de la bola 30 por ciento.

El Centro de Alto Rendimiento está siendo adecuado para recibir al menos a 22.000 personas durante esa semana, y en él se construyen 5.685 metros cuadrados de campos de tenis y 2.200 metros más para camerinos, zonas de descanso y de hospitalidad, restaurantes y cafeterías, y salas de prensa. Más de 800 personas participan en la organización y la logística.

Tecnológicamente este certamen supone un avance sin precedentes.

Dispondrá de un sistema ‘ojo de halcón’ para garantizar exactitud de los juicios de las jugadas, 30 pantallas LED para transmisión de partidos y visualización de estadísticas, redes inalámbricas que soportan hasta 460 gigas de información a través de la red, y una aplicación oficial para móviles, que cuenta con cuadros clasificatorios, calendarios, livescoring y estadísticas de juego.

Tales preparativos, junto con la adquisición del evento, su primer año de funcionamiento y la previsión de los próximos cinco, aproximan el costo total del Claro Open Colombia a los 20.000 millones de pesos, valor asumido por iMLA de Colombia, la firma dueña del certamen en el país.

Otras instituciones involucradas (Coldeportes y Fedecoltenis, por ejemplo) no hacen aportes económicos.

POSICIONAR EL TENIS NACIONAL

Hoy, “el 70 por ciento de los torneos profesionales en el mundo se juega sobre superficie (dura)”, dice Gabriel Sánchez, presidente de la Fedecoltenis.

Y, si se espera que los jugadores colombianos sean parte de esa escena, deben formarse en ella. “Eso implica brindarles espacios apropiados. Hay tenistas que han avanzado porque han podido desplazarse fuera del país para formarse (pues acá solo hay canchas de polvo de ladrillo).

Pero no todos pueden hacerlo. Entonces había que hacer las cosas bien desde el principio”, afirma Manuel Mate, director ejecutivo de iMLA.

Por eso, el mejor beneficio de este ATP250 es que luego del mismo “los jugadores colombianos podrán (usar esas nuevas canchas que construye iMLA para) trabajar y mejorar su potencia -un factor físico importante en el tenis moderno-, lo cual puede que impacte en un mejor rendimiento, en un aumento de su nivel competitivo”, asevera Sánchez.

Bogotá es así un escenario dispuesto para tenistas top 100 del mundo, entre quienes están Janko Tipsarevic -número 12 y estrella de este ATP-, Kevin Anderson -23, quien para el viernes había avanzado a la tercera ronda de Wimbledon-, Xavier Malisse, Igor Sijsling -64, quien todavía está en competencia en el tercer Grand Slamneo-, y los colombianos Santiago Giraldo -puesto 91- y Alejandro Falla -lugar 77-.

La capital del país sustituye a la plaza de Los Ángeles (Estados Unidos), que tenía hasta el año pasado un tradicional torneo de 86 años. No obstante, por la crisis financiera que se vive en Estados Unidos este perdió impulso, y entonces la ciudad estuvo dispuesta a venderlo, luego de lo cual la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) aceptó la ‘transacción’.

Por este motivo, Mate recalcó la relevancia que cobra para Bogotá ser parte de ese circuito mundial.

“La capital llega pisando fuerte, pues de los más de 60 torneos ATP del mundo que se realizan en cada calendario, 35 son en superficie dura. Colombia se une a ese grupo, superando a las demás sedes suramericanas, que juegan en polvo de ladrillo”, finalizó el director ejecutivo de iMLA.

Juan Carlos Molano

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido