Cigarrillo: crece batalla global contra el humo

Estudios presentan evidencias sobre el menor impacto del nuevo consumo de tabaco por vapor

Vapeador

Los estudios presentan evidencias sobre el menor impacto del nuevo consumo de tabaco por vapor.

iStock

POR:
Portafolio
junio 20 de 2019 - 03:06 p.m.
2019-06-20

“Espero que en un tiempo, los cigarrillos y el término fumar solo se encuentren en los museos”. Con esa frase, Moira Gilchrist, vicepresidenta de Philip Morris Internacional para la reducción del riesgo, dejó claro que esa compañía va en serio en su campaña global “por un mundo libre de humo”.

Esto sucedió en el reciente ‘Foro global sobre nicotina’ realizado en Varsovia, Polonia, al que asistieron representantes de todas las empresas del mundo productoras de cigarrillos eléctricos y/o dispositivos que buscan reducir el impacto del consumo de tabaco en la salud humana.

Cerca de una veintena de expertos presentaron los resultados de sus investigaciones sobre la necesidad de dar el primer paso hacia el inicio definitivo de una era en la que las empresas del sector ofrecerán diferentes productos para reducir el daño ocasionado por los consumidores de tabaco, en busca de expedir la partida de defunción al cigarrillo tradicional.

(Lea: Philip Morris, fabricante de Marlboro, cierra sus plantas en Colombia

El evento fue un envión más en la estrategia de iniciar la etapa de los cigarrillos electrónicos, a cuyo grupo se han involucrado muchas empresas, académicos, investigadores y expertos que buscan cambiar el humo por el vapor.

Es más, muchos de estos expertos han optado por acuñar un nuevo verbo al castellano. Se trata de ‘vapear’ en reemplazo de ‘fumar’, que cada vez cobra más actualidad entre los consumidores de tabaco.

El objetivo es dejar atrás el humo, por sus comprobados daños sobre la salud humana.


Eso significa que la lucha no es contra la nicotina, ya que los estudios científicos afirman que esta sustancia es adictiva, pero no causa el efecto que muchos le endilgan, es decir, el cáncer.

(Lea: ‘Impuestos sí han hecho subir los precios de los cigarrillos’

LA TAREA ESTÁ EN MARCHA


Philip Morris Internacional, una de las mayores productoras de cigarrillos, ya cuenta, solo en Colombia, con más de 80.000 usuarios de IQOS para el consumo de tabaco a través de vapor. En este momento, ese nombre ya tiene presencia en 47 países.

En el evento, que contó con varios especialistas, también quedó claro que mientras se espera que el cigarrillo por combustión desaparezca del mundo entero, es clave reducir el impacto entre los fumadores, usando métodos 90% menos riesgosos, como es el uso de tecnología como IQOS, a través de la cual el tabaco se consuma en forma de vapor y no de humo. Hay consenso entre los expertos en el sentido de que esto siempre será menos dañino.

“Realizamos miles de pruebas químicas y se determinó que el vapor del tabaco administra niveles entre 90% y 95% menores en químicos nocivos. Realizamos varios estudios toxicológicos en nuestras instalaciones de I+D, lo que demuestra que es menos tóxico que el humo del cigarrillo”, dijo Moira Gilchrist a Portafolio.

(Lea: La cuarta parte del mercado de cigarrillos es ilegal

Sin embargo, aunque los estudios realizados por más de una decena de centros de investigación científica en el mundo han presentado evidencias sobre el menor impacto del nuevo método del consumo de tabaco por vapor, es coincidente la falta de regulación de la mayoría de las autoridades a nivel global, empezando por la Organización Mundial de la Salud.

Pero aun así, ha habido avances. “Acabamos de alcanzar un hito fantástico que ocurrió a finales de abril de este año cuando el FDA de los Estados Unidos (Administración de Alimentos y Medicamentos) autorizó la venta de IQOS en ese país, y lo hicieron luego de revisar un dosier de evidencia científica gigante presentada hace ya más de 2 años”, agregó la ejecutiva de Philip Morris.

Es más, la gran pregunta radica en torno a por qué muchos gobiernos han preferido avanzar hacia el otorgamiento de mayores libertades a los consumidores de marihuana y no hacia la reglamentación de los dispositivos de vaporización que harían que el cigarrillo tradicional se convierta en una vicio en vía de extinción. De hecho, algunas investigaciones revelan que entre un 20% y 30% de las personas que se cambian del humo al vapor, se retiran definitivamente del consumo de tabaco.

Es decir que el nuevo mecanismo se ha convertido en un factor clave en la disminución de la demanda de la hoja que es lo que más afecta a los fumadores.

'SI NO FUMAS, NO EMPIECES’

Gizelle Baker, gerente, directora científica de Philip Morris Internacional, ratificó en Varsovia, incluso, la intención de la multinacional de profundizar la campaña en contra del humo. “Las campañas realmente se enfocan en la visión, que es libre de humo. Por esto tenemos un gran plan que presentamos como compañía y que podemos llamar Unsmoke, con tres directivas claras: si no fumas, no empieces; si fumas, déjalo; y si lo dejas, cambia. En ese orden de prioridad”, expresa.

Y, agrega, “pienso que definir hacia dónde estamos yendo y dirigir la campaña a ello, demostrando cómo lo estamos logrando y poniendo todas las piezas juntas en contexto, tomará tiempo porque existe historia de los registros de tabaco y esto no cambiará fácilmente, aunque deba hacerlo porque hay supervisión de los fumadores en el mundo y si somos fríos al cambiar- los, y las escuelas de salud pública buscan eliminar los cigarrillos, debemos estar ahí teniendo una conversación con las personas y cambiando. No necesariamente teniendo la gente a favor de esto, pero sí abierta a la idea de que las compañías de tabaco pueden ser parte de la solución”.

edmtov@portafolio.co*
*Por invitación de PMI

Siga bajando para encontrar más contenido