Conozca el proceso de producción de la estatuilla del Oscar

Las figuras funden de manera artesanal, en lucha contra los procesos industriales ‘Made in China’

Premio Oscar

Archivo Portafolio.co

Premio Oscar

POR:
enero 30 de 2012 - 11:41 p.m.
2012-01-30

La magia de los premios Oscar se gesta en una polvorienta fábrica de Chicago, donde se elaboran, en una burbujeante tina, las pequeñas figuras masculinas que en unas semanas alzarán las victoriosas estrellas de cine en la entrega número 84 de los premios de la Academia de Hollywood.

En las instalaciones de R.S. Owens, la empresa que ha hecho las estatuillas de los Oscar desde 1982, la aleación de estaño se vierte en un molde y se enfría rápidamente.

Pero se necesitan 40 horas de trabajo preciso y delicado antes de que el dorado trofeo esté listo para las luces de la mayor gala de la industria del cine.

El Oscar –con su icónica mandíbula cuadrada, su ancho pecho y su espada– es rápidamente alisado a martillazos antes de darle un cuidadoso pulido.

Tras borrarle los defectos y lograr el brillo de un espejo, la estatua se sumerge a mano en tinas cargadas eléctricamente de cobre fundido, níquel, plata y oro de 24 quilates.

A continuación, la forma humana se vuelve a pulir antes de cubrirla con una brillante laca, atornillarla a su pesada base y meterla, con guantes blancos, en su correspondiente caja.

La fundición artesanal es un arte en vías de extinción, pero la Academia de Hollywood está dispuesta a pagar un alto precio por mantener la reputación de uno de los trofeos más codiciados y reconocidos del mundo.

Los peligros de buscar alternativas más baratas quedaron en evidencia en los Globos de Oro el año pasado, cuando Robert De Niro se presentó con las manos vacías en la sala de prensa después de recibir un premio por su trayectoria.

“La parte superior se cayó”, les dijo a los periodistas.

R.S. Owens es el último fabricante de trofeos que queda en Estados Unidos. La mayoría de los premios entregados en los torneos deportivos infantiles se hacen ahora en China.

La firma R.S. Owens ha luchado por mantener el negocio en marcha, centrándose en premios de “prestigio”, como los Oscar, los Emmy, los MTV Music, el Premio Internacional de Publicidad de Londres y el mercado corporativo.

Sin embargo, la empresa tuvo que despedir a cerca de un tercio de su personal después de la crisis económica del 2008.

“A muchos de los prestigiosos clientes que hemos perdido no les importaba fabricar sus estatuillas en China”, dijo Scott Siegel, cuyo padre fundó R.S. Owens en 1938. “Sólo se preocupaban por el precio, especialmente con la recesión, cuando eso se agudizó aún más. Estoy empezando a ver señales de cambio. Hay más interés en proteger las fuentes de trabajo en EE. UU.”.

Algunos clientes vuelven por problemas de calidad, más después de que R.S. Owens descubrió que un premio de un competidor, entregado a niños, era de plomo y estaba desprovisto de capa protectora (el plomo es tóxico).

Las 84 estatuillas están listas para ser enviadas a Los Ángeles y para ser entregadas a los ganadores el 26 de febrero próximo.

Siga bajando para encontrar más contenido