Crean pasaporte cervecero para recorrido artesanal en Teusaquillo

Trece cervecerías se aliaron para impulsar planes como un recorrido con diversidad de sabores.

Cosas que debe saber sobre la cerveza

Coco, naranja y café, algunas de las notas que se pueden hallar en las cervezas de este recorrido.

123rf

POR:
Portafolio
febrero 18 de 2020 - 03:37 p.m.
2020-02-18

Colombia es el tercer país de América Latina más consumidor de cerveza, con unos 51,4 litros por persona al año, según informes de Euromonitor. Aunque la mayoría de esta cifra corresponde a las marcas nacionales o internacionales de distribución masiva, en el mundo cervecero la oferta de producción artesanal parece ganar cada vez más terreno.

(Las cervezas artesanales, un negocio que pide más participación en Colombia). 

Según el Colectivo Colombiano de Cervecerías Artesanales, actualmente en el país existen más de 250 establecimientos registrados de este tipo, y producen al menos el 0,5 por ciento de la cerveza que se consume en el país. Aunque entre ellos no se imponen una competencia salvaje, precisamente porque la gracia de estos productos es que cada uno es inigualable en sabor, en algunos barrios como Teusaquillo la demanda aumentó tanto en tan poco tiempo, que varias calles se volvieron un reconocido spot cervecero.

Al ver la oportunidad, varios artesanos del barrio comenzaron a entablar conversaciones sobre una posible alianza para dar a conocer sus productos. Así, formaron el colectivo Eje Cervecero Insurgente, al que hoy pertenecen 13 cervecerías: Slow Beer, Bárbaros, Rola, Casa Manigua, La Fábrica, Cerveceristas, Hops,Statua Rota, PubWay, VanDer, Caza Pola, Café Lubianka y Puerto Cervecero.

Juan Ortíz, administrador del colectivo, explica que la idea surgió como una estrategia colaborativa para potencializar el negocio e invitar a probar distintos sabores de cerveza artesanal con excelente calidad. “A partir de este año estamos trabajando en conjunto para crear la imagen y la marca, que trae consigo actividades, eventos y productos, como es el famoso pasaporte cervecero”, añade.

(Cerveza artesanal colombiana, entre las mejores del mundo). 


Desde junio del año pasado, el pasaporte se volvió la insignia de este grupo. Consiste en una boleta para disfrutar de un recorrido por los distintos establecimientos y sus propuestas. Existen dos versiones. La primera tiene un costo de 80.000 pesos, permite el consumo de 14 cervezas (una en cada punto y una para repetir) y tiene validez por un mes. La segunda versión cuesta 10.000 pesos y ofrece 10 por ciento de descuento en la cuenta de cerveza en los 13 puntos.

Cuando se termina el pasaporte, los artesanos sugieren tomarle una foto con los sellos y enviarla al Instagram de la marca (@ejecerveceroinsurgente) para participar en el sorteo mensual por 13 pintas de cerveza o la renovación de una membresía como “Insurgente Aliado” que incluye otros descuentos.

‘American Pale Ale’, ‘Scottish Pale Ale’, ‘Golden Ale’ y ‘Belgian Strong Ale’, son algunos de los tipos de cerveza que se pueden encontrar en el recorrido, eso sí, la mayoría incluye un toque sorpresa que puede variar entre el dulce, el ácido o el picante. Cada pinta ofrece una experiencia única en la que se pueden encontrar notas de limón, café, chocolate, limón, frutos rojos, coco o, incluso, chile habanero.

(En cinco años se vendería 33,8% más en cerveza en Colombia). 


De acuerdo con Ortíz, este es el encanto de la oferta artesanal, la cantidad de posibilidades que no podrían ofrecer las marcas comerciales. “Aunque el proceso de elaboración es prácticamente el mismo, nuestra pequeña escala nos permite tener más cuidado en el proceso y una mayor flexibilidad en los insumos, al final siempre podemos ofrecer un producto completamente exclusivo y podemos jugar con todos los tipos y matices de cerveza que se nos ocurran”.

UNA EXPERIENCIA SENSORIAL 


El recorrido abarca desde la calle 45 hasta la 26 y desde la carrera séptima hasta a la 30, la mayoría en medio de las antiguas casas de estilo inglés.

“Este barrio puede ser fácilmente el área con mayor número de variedad de cerveza artesanal, por eso para nosotros la idea nunca puede ser, ni debe ser, competir contra la cerveza que encuentras en cualquier supermercado, para empezar por un tema de costo y distribución. Esto se trata de potencializar nuestro nicho como algo completamente diferente, se trata de una experiencia”, asegura Ortiz.

Y es que el sabor no es lo único atractivo de esta propuesta, los bares artesanales también son reconocidos en las grandes capitales del mundo por su ambiente relajado y alternativo. Decoración de tipo industrial, juegos y actividades, comida ligera y música que varía entre rock suave y pop de los 80, son los protagonistas en estos locales donde pueden entrar a compartir hasta las mascotas.

Para el líder del Eje Cervecero esto es lo que ha permitido que “cada vez más personas dejen de ver a la cerveza solo como un medio básico para ‘ponerse contentos’, y empiecen a ver en ella toda una experiencia sensorial, muy diversa e interesante”.

CINCO RECOMENDADOS

SLOW BEER


Ubicado en la carrera 7. ª # 39-45, este es un lugar que, como su nombre lo indica, es mejor visitar despacio. El oso perezoso que distingue sus pintas ofrece tres tipos de sabor: la rubia Tolimense -la estrella-, con notas de panela orgánica del Tolima que le da razón a su nombre; la negra Samaria, amarga elaborada con café orgánico de la Sierra Nevada, y la India Catalina, hecha con romero y cardamomo. De acuerdo con los dueños del establecimiento, estas deben disfrutarse lento, como un buen vino.

ROLA CERVECERÍA 

La colorida casa de la carrera 19 # 44 - 16, ofrece cervezas experimentales inspiradas en estilos musicales, una de ellas es la característica ‘Blues’.

BÁRBAROS BREVING CO.


Por su calidad, los “bárbaros” son unos de los más reconocidos en la oferta de cerveza artesanal en Bogotá. Ubicado en la calle 45 # 16-09, este punto destaca por las cervezas con toques frutales y cítricos. Entre ellas la famosas es la ‘Imperial Stout-Feroz’, oscura con cuerpo robusto, sabor amargo propio del café y el chocolate.

CASA MANIGUA


Estos productos ya son un clásico entre los amantes de la cerveza capitalina. La bodega de la calle 45 # 19 - 28 ofrece las cuatro leyendas: La Llorona, La Patasola, La Muelona y El Mohán. Esta última, una ‘strong ale’ de 8 grados de alcohol, ha sido varias veces premiada por su sabor tostado y su amargura, aunque no deja de ser amigable con el paladar.

STATUA ROTA


La Statua de la calle 40 # 21 - 34 se ve oscura por fuera pero su interior es de los más cálidos en cuanto a servicio y ambiente. Aquí una de las insignias es la cerveza ‘Datura’, una 'strong ale' que contiene jengibre y miel orgánica, es dulce sin hostigar, pero tampoco es suave, pues tiene un porcentaje de 8,5 grados de alcohol.


Annie Gómez
Redacción Domingo

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido