Crédito BID por US$1.000 millones a renovables

El gerente del BID Invest, James Scriven, explicó cómo se realizará la tarea para financiar y asesorar los proyectos de energías limpias. 

James Scriven, gerente de BID Invest.

James Scriven, gerente de BID Invest.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2019 - 08:02 p.m.
2019-12-12

Durante el año 2019, el Gobierno Nacional lanzó una subasta de obligaciones de energía en firme (febrero 2019) y una de contratos de largo plazo de energía provenientes de fuentes renovables no convencionales (octubre 2019) con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En diálogo exclusivo con Portafolio, James Scriven, gerente general del BID Invest, afirmó que con el apoyo del organismo multilateral se logró la contratación de proyectos solares y eólicos de generación eléctrica con una capacidad de 2.250 megavatios (Mw) para empezar a generar en el año 2022.

Y subrayó que ahora el siguiente paso es lograr la financiación de estas iniciativas. Por esta razón, el BID, BID Invest y Bancoldex firmarán un Memorando de Entendimiento a través del cual se diseñaran diferentes instrumentos de financiación incluida una facilidad de crédito y garantías por un monto estimado de hasta US$ 1.000 millones.

¿Por qué el BID es ficha clave en la política de Transición Energética de Colombia?

Somos una es pieza fundamental en la transformación de la matriz energética. Es esta materia, la apuesta es muy grande. Y el gobierno hizo una apuesta también grande en este sentido. Además del sector bancario, el de infraestructura, y energía son los que más nos interesan. Y hemos sido muy activos a través de las APP en las vías 4G, y en proyectos de energías renovables.

¿Por qué la apuesta del BID por el desarrollo de energías renovables en Colombia?

El sector de energía renovable no convencional es muy importante para Colombia. Y precisamente los proyectos para el desarrollo de granjas solares o parques eólicos es en donde tenemos una amplia experiencia. Y la inversión en Latinoamérica para este tipo de iniciativas es alrededor de US$ 1 billón por año. Uno de los países en donde hemos hecho desembolsos significativos ha sido Argentina. Tareas similares se han realizado en México y Uruguay. Hemos trabajado por cuatro años en lo relacionado con el marco regulatorio. Así mismo hemos hecho inversiones importantes, y como parte de nuestra misión también hemos traído inversionistas.

¿Cómo funciona la estrategia con Bancoldex en esta tarea?

Es un actor relevante para este sector. Tiene la experiencia y financiamiento locales, con lo cual esta alianza buscará diseñar un abanico de fórmulas de financiación, en las que se incluye una facilidad de crédito, así como garantías por un monto estimado de hasta US$ 1.000 millones.

¿Cuál será el marco para desarrollar este memorando de entendimiento?

La cooperación entre las tres entidades abordaría la construcción de capacidades técnicas en Bancóldex para la evaluación de estos proyectos y la realización del monitoreo, seguimiento y verificación de las iniciativas adelantadas. El memorando también prevé la posibilidad de indagar y acordar nuevas áreas y actividades de cooperación que procuren facilitar la financiación de proyectos de generación eléctrica mediante energías renovables no convencionales.

¿Colombia tiene el panorama despejado para ampliar la matriz a las fuentes de energías renovables no convencionales?

El panorama pinta bien. Colombia tiene unas condiciones excepcionales para el desarrollo de estas tecnologías limpias. Un ejemplo de porque el país es el mejor lugar para desarrollar estas tecnologías limpias es La Guajira por su doble condición, el nivel de irradiación solar y la fuerza excepcional de los vientos. Allí se pueden desarrollar con excelentes resultados iniciativas solares y eólicas. Así mismo ocurre en toda la región Caribe.

¿Y en nuevas tecnologías de fuentes renovables, el BID ve nuevas oportunidades?

Es el tema geotérmico. Y en Colombia esta tecnología se puede desarrollar porque es un país que tiene una cantidad considerable de volcanes.

Pero es una materia a la cual le falta mucha exploración. Todavía le hacen falta estudios sobre el potencial de esta tecnología que no han culminado. Y podría también hacer parte de las energías limpias para que entren a la matriz de generación.

¿Por qué las energías renovables son atractivas por un ente como el BID?

Hay que recordar que las tecnologías renovables están bajando de precio. Hasta hace muy poco eran tecnologías que en su producción necesitaban de los subsidios para poder pagar con la tarifa su operación. Cada vez es más probable que con la tarifa se pague la operación, pero al mismo tiempo queden utilidades. También hay que tener en cuenta los sistemas de almacenamiento. Es un elemento importante dentro de los proyectos. Las baterías acumulan la energía, y garantizan su suministro en firme. Este almacenamiento está creciendo en su capacidad y bajando en el precio.

¿Cómo realizará el BID la estructuración financiera de los proyectos?

Será una asesoría a nivel de project finance, donde el proyecto de generación de energía renovable no convencional será el que pague la inversión, y no la empresa que desarrolla la iniciativa de energía limpia. Lo que hemos encontrado en la región, es que la banca no tiene tanto conocimiento en lo que es la estructuración de un project finance. Pero la experiencia del BID de haber realizado este modelo durante décadas tiene un valor agregado. Esta fórmula la hemos venido aplicando también para el desarrollo de las vías 4G.

¿Cómo realizará la tarea el BID en cuanto a inversión y acompañamiento?

Los buenos resultados en ambas subastas fue gracias al asesoramiento técnico del BID. Brindamos una consultoría al Ministerio de Minas y Energía. Y se estructuró un modelo de subasta que fuera atractiva para las empresas privadas oferentes. Además, en el tema del financiamiento, la tarea quedará en manos del BID Invest. Y hacia adelante el BID va a toda máquina. El panorama es bueno para el desarrollo de energías limpias (solar y eólica) en Colombia, ya que el país tiene todo el potencial.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido