Cubanos empezaron a cambiar de casa y carro

En el primer trimestre del año, se realizaron más de 8.000 operaciones de compraventa de carros.

POR:
abril 27 de 2012 - 12:19 a.m.
2012-04-27

Los carros viejos y destartalados hacen parte del paisaje de Cuba. Imposible caminar por las calles de La Habana sin toparse con un ‘almendrón’, nombre popular que reciben los carros fabricados antes de 1959.

Estos vehículos, principalmente de las marcas estadounidenses Ford, Buick, Chevtrolet, y de la soviética Lada, eran los únicos que los cubanos podían vender y comprar.

En noviembre del año pasado, el gobierno de Raúl Castro, en su intención de actualizar el modelo económico, autorizó la compraventa y donación de vehículos y viviendas entre los residentes de la isla.

Aunque todavía se mantienen restricciones a la compra de vehículos totalmente nuevos, los cubanos han entrado en la onda de cambiar su carro y vivienda.

A NEGOCIAR

‘Granma’, el periódico oficial del Partido Comunista de Cuba, publicó ayer las cifras de compraventa y donaciones de vehículos y casas en el primer trimestre del año.

De acuerdo con las cifras entregadas, entre enero y marzo de 2010 los residentes de la isla realizaron 8.390 operaciones de compraventa de carros.

El diario agrega que el número de donaciones ascendió a 6.780, con lo que el total de transacciones relacionadas con vehículos supera las 15.000.

En cuanto a los negocios de viviendas, ‘Granma’ afirma que se cerraron 2.730 operaciones de compraventa, mientras que las de donación alcanzaron las 10.660.

“La tendencia creciente que experimentaron hasta el cierre del 2011 los actos de transmisión de la propiedad de vehículos automotores y de viviendas persiste este año”, asegura el diario, pero no entrega datos para el año pasado.

MÁS EFECTIVIDAD

Una de las claves para la tendencia al alza es la modernización de las notarías en Cuba, encargadas de adelantar todos los trámites.

Dentro de este plan, se han venido realizando talleres y videoconferencias para instruir a los funcionarios en esta labor, inexistente por más de medio siglo en la isla.

Olga Lidia Pérez Díaz, directora de Notaría y Registro Civil del Ministerio de Justicia, calificó de “aceptable” el desempeño de las notarías y destacó que “hasta la fecha no ha sido anulado ningún trámite” de compraventa o donación.

Al igual que los carros viejos que avanzan con lentitud por las calles de la isla, Cuba continúa en su tránsito hacia una economía más abierta. Falta ver cuánta gasolina queda.

Siga bajando para encontrar más contenido