Tendencias

Democratizar acceso a la energía solar, con economía colaborativa

La Ley 1715 de 2014 comenzó a sentar las bases para seguir promoviendo este sector.

Energías alternativas

CEET

POR:
Portafolio
diciembre 19 de 2020 - 12:02 p. m.
2020-12-19

A lo largo de la historia, las crisis mundiales han impulsado a los países occidentales dependientes del petróleo a desarrollar e incentivar el uso de fuentes de energías renovables que actualmente representan un reto para la humanidad. Esto ha traído cambios importantes; desde políticas climáticas, hasta acciones individuales que se convierten en grandes alicientes para la sostenibilidad del planeta. Sin embargo, dado que no vemos cómo se genera esta energía, a veces se hace complejo entender su importancia; por ejemplo, el impacto que representa remover combustibles fósiles y reemplazarlos por fuentes limpias, como la energía solar y la eólica, es un tema que para millones de personas se sigue percibiendo como confuso, exclusivo o costoso.

¿Cómo ha avanzado Colombia y que se espera para el 2021?. La Ley 1715 de 2014 comenzó a sentar las bases para seguir promoviendo este sector. En la actualidad, esta industria está siendo impulsada por la innovación tecnológica y la economía colaborativa, acciones de peso para que el Ministerio de Minas y Energía estime que cerca del 10% de la generación de energía eléctrica del país vaya a provenir de campos solares para 2030, teniendo en cuenta todo el impulso en las iniciativas en este 2020 y las que vendrán en los próximos años.

Con una posición privilegiada en el mundo para las fuentes de energía renovable, Colombia tiene un potencial de energía solar por encima del promedio a lo largo del territorio nacional y de energía eólica en La Guajira. Sin embargo, la tecnología aún presenta ciertas barreras culturales y de financiación para que el uso de estas fuentes se vuelva masivo, situación muy similar en general para toda Latinoamérica. El 2021 viene con grandes retos tecnológicos y de educación sobre este tema, sin embargo, hemos visto como la llamada economía colaborativa ha introducido cambios importantes en industrias como el transporte con compañías como Uber y el turismo con AirBnB, representando actualmente un incentivo para democratizar y ampliar el potencial de la energía solar.

¿Qué tal conectar las grandes superficies de techos industriales, centros comerciales y propiedades horizontales interesadas en adquirir energía solar para mejorar su sostenibilidad, sin que esto represente inversión; con personas que quieren invertir su dinero y a su vez aportar al medio ambiente y tener rentabilidad de esto?

Esa fue la cuestión que plantearon en 2018 Eduardo, Nicolás y Paola, emprendedores colombianos que con su gran experiencia en el mercado de las energías renovables se propusieron ayudar a facilitar el acceso a energías limpias a empresas y personas naturales a través de Unergy. Esta plataforma de economía colaborativa de energías limpias permite a personas que creen en la sostenibilidad invertir desde $1 millón COP en proyectos de energía solar, ubicados en techos de entidades que compran la energía generada con los paneles solares a un costo más económico de lo que pagan actualmente y sin ninguna inversión económica. Mediante el uso de tecnologías que están cambiando el mundo, como el Internet de las Cosas, Blockchain e Inteligencia Artificial, Unergy mantiene un propósito firme: que la energía solar sea para todos, y en ese sentido, que pueda ser masificada y democratizada. En el 2021 se espera que la respuesta a las iniciativas y proyectos entorno a este tema empiece a generar mejores alcances de conciencia entre ciudadanos y empresarios, para dar mayor valor y una mejor calidad de vida para todos

“Unergy es una plataforma que permite que las personas participen en proyectos de energía solar, en la que cada participación se convierte en un equivalente de emisiones de carbono evitadas a la atmósfera, proveniente de reemplazar un consumo de energía de la red eléctrica convencional que tiene combustibles fósiles por una fuente de energía renovable”, asegura Nicolás Villegas, CTO y cofundador de la plataforma.

Se espera en 2021 aumentar el incentivo en el interés de las empresas en la energía solar sin comprometer las inversiones que hacen en otros focos asociados al core de su negocio, Unergy se propuso generar confianza tanto del producto como de la gestión de los recursos en la plataforma. Para ello implementó el Blockchain como un comité de arbitraje de bajo costo en el que cada pago de energía es repartido directamente a los inversionistas de acuerdo a su participación y directamente desde el medidor de energía. La plataforma también se propuso reducir al máximo sus costos operativos buscando que un proyecto pueda tener la máxima rentabilidad para quien invierte, el mejor costo de energía para la empresa y la escalabilidad del modelo de negocio para que pueda crecer; esto lo ha podido consolidar a partir de la creación de tecnologías propias que automatizan al máximo los procesos de generación de reportes, repartición de rentabilidades y operación de los proyectos.

La pandemia generada por el COVID-19 ha sido sin duda un aliciente para reforzar esa confianza mediante la generación de valor en la industria; por un lado, con un sistema de gestión energética que ayuda a las empresas a evitar costos asociados a anomalías del consumo de energía y reducir el consumo de la misma con información que permite crear estrategias de eficiencia energética; y por otro, con información que les permita a los usuarios de la plataforma educarse y comprender más acerca de la energía solar.

Con el apoyo de corporaciones que fomentan la innovación como iNNpulsa Colombia, Ruta N y el programa In-pactamos del Grupo Bancolombia, Unergy ya tiene presencia en todo Colombia y proyecta llegar a países de la región como Panamá, Ecuador y Perú. Además, cuenta con un aliado en Alemania para atender y apoyar a inversionistas en Europa, uno de los mercados con mayor madurez e interés en el sector de la energía limpia.

Por lo pronto, la plataforma está concentrada en ayudar a la reactivación económica del país mediante la reducción de costos fijos de energía en grandes compañías, y en la generación de educación de sostenibilidad que trascienda las inversiones y la energía solar, que se convierta a futuro en un gran poder de marketing verde que beneficie a las industrias, a los usuarios que piensan en un consumo responsable y en definitiva al planeta en el que vivimos.

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido