close
close

Tendencias

El planeta quiere un desarrollo sostenible

ONU promueve armonía con la naturaleza. Hoy es el día de la Madre Tierra.

Agua

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra y por ello es importante conservarlos.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 21 de 2021 - 07:40 p. m.
2021-04-21

Este jueves se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para llamar la atención sobre problemas como la contaminación, la destrucción de la biodiversidad y la sobrepoblación, entre otros factores que día a día están acabando con nuestro planeta.

(Día de la Tierra: neutralidad de carbono para 2030). 

La mayor preocupación tiene que ver con su componente esencial: el agua, el 70% de la superficie y la porción más afectada por tales problemas.

Si damos un vistazo a cómo está Colombia al respecto, podría decirse que ‘rajado’, pues el país ocupa el último puesto en el escalafón del programa de la ONU para el medio ambiente, en el cual se clasifican los países de la región de acuerdo con su porcentaje de aguas residuales tratadas de forma adecuada.

“La falta de conocimiento, el tratar de ahorrar dinero o simplemente estar acostumbrados a sistemas obsoletos, pero que tradicionalmente se han usado para tratar sus aguas residuales, son algunos de los obstáculos que enfrentan organizaciones públicas y privadas en Colombia y que les impiden ser ambientalmente sostenibles, esto sin contar las consecuencias legales que pueden enfrentar por no cumplir con la legislación vigente”, explica José Ignacio Méndez, presidente de Dulcolsa, consultora colombiana en transformación sostenible del planeta mediante el buen uso del agua y gestión de residuos.

Agrega que “por eso, el tratamiento de las aguas residuales en Colombia es precario o inexistente, y esas aguas son vertidas directamente a cuerpos y fuentes hídricas de los cuales beben comunidades sin acceso al servicio de agua potable y/o son usados para regar cultivos, exponiendo a la población a microorganismos patógenos generadores de múltiples enfermedades”.

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas. Ahora nos enfrentamos al Covid -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas).

De acuerdo con el PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% provienen de animales. Esto muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, que se lanzará oficialmente el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), nos ayudará a prevenir, detener e invertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y los océanos. Pero sólo lo conseguiremos si todo el mundo pone de su parte.

Recordemos en este Día Internacional de la Madre Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos la armonía con la naturaleza y la Tierra.

IMPACTO DEL COVID- 19


El brote de coronavirus representa un riesgo enorme para la salud pública y la economía mundial, pero también para la diversidad biológica. Sin embargo, la biodiversidad puede ser parte de la solución, ya que una variedad de especies dificulta la propagación rápida de los patógenos. Igualmente, cada vez es más evidente su impacto en la salud humana.

Los cambios en la biodiversidad afectan al funcionamiento de los ecosistemas y se han evidenciado, a juicio de los expertos, unos posibles impactos en la nutrición, la investigación sanitaria y la medicina tradicional, la generación de nuevas enfermedades infecciosas y cambios significativos en la distribución de plantas, patógenos, animales e incluso asentamientos humanos, algo que puede ser alentado debido al cambio climático.

Redacción local y agencias

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido