close
close

Tendencias

El ‘boreout’, un síndrome de insatisfacción laboral

Estudio reveló que el 80% de más de 45.000 empleados consultados en una encuesta no se sienten contentos con el trabajo que realizan.

Desmotivación

La sensación de aburrimiento o desmotivación permanente, ha sido reconocida por diferentes expertos como síndrome de Boreout.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 23 de 2021 - 03:40 p. m.
2021-08-23

A lo largo de los años, cada vez es mayor el crecimiento de personas que se sienten insatisfechas con su trabajo. Los colaboradores reportan que las tareas que se cumplen y las reuniones que tienen, son monótonas y sumamente aburridas. Además, los horarios son extensos y la relación con sus jefes se ha deteriorado.

(Estrés laboral, el enemigo silencioso de la productividad empresarial). 

Esta sensación de aburrimiento o desmotivación permanente, ha sido reconocida por diferentes expertos como síndrome de Boreout y, se ha convertido en un hecho constante dentro de las nuevas generaciones.

Tan sólo para 2019, la consultora Plurum, realizó un estudio sobre la insatisfacción laboral en Colombia, y determinó que un 80% de los más de 45.000 trabajadores encuestados, de 60 organizaciones nacionales y multinacionales, no se sentían contentos con el trabajo que realizaban.

Así mismo, un 40% se sentían poco valorados en sus empresas, por lo que estaban dispuestos a buscar nuevas oportunidades laborales. Mientras que el 77% afirmó que, de sentirse mucho menos aburridos con las actividades que realizaban, harían sus tareas con mayor entusiasmo y rendimiento.

(Estrés laboral puede conducir a problemas mentales). 


Tras este panorama de cifras se esconde una profunda ansiedad y una sensación de infravaloración, explicó, Camilo Arbeláez, CEO y director de Psicoterapeutas de la plataforma Enterapia, quien se ha especializado en prestar servicios de psicoterapia online altamente efectivos.

“El síndrome de Boreout es un desorden psicológico causado principalmente por una baja carga mental en el lugar de trabajo, debido a la carencia de una demanda de trabajo cuantitativa o cualitativa adecuada. Esto, a su vez genera aburrimiento a corto y mediano plazo por parte de las nuevas generaciones, que se cuestionan el desequilibrio entre las expectativas que tenían de su labor y sus esfuerzos reales”
, resaltó Arbeláez.

Factores que son productos de este síndrome van desde los mismos espacios físicos de trabajo que tienden a ser abrumantes y desmoralizantes, hasta la falta de oportunidad de crecimiento laboral. Sin embargo, el experto señaló tres puntos claves:

1. La falta de propósito: El colaborador no siente una conexión profunda con lo que hace y lo que puede lograr con su trabajo.

2. La falta de desafío intelectual: El colaborador no encuentra ninguna exigencia desde su conocimiento y, por el contrario, desarrolla su trabajo sin ningún esfuerzo y en corto tiempo.

3. La falta de perspectiva de progresión: El colaborador percibe una limitación evidente en su desarrollo profesional o proyección laboral. Existe una sensación de estancamiento.

El síndrome de Boreout, puede afectar la productividad, la salud mental y la salud emocional de la organización. Aquello, también se ha visto reflejado en diferentes casos, en cuantiosas pérdidas económicas y en capital humano, lo que representa un gran valor para las empresas. Además, hay la probabilidad de que se desarrollen síntomas de ansiedad o depresión.

Una infografía realizada por el Instituto Europeo de Psicología Positiva, Delegación Colombia, muestra cuáles son algunos de los costos que ha asumido el país y las empresas en años anteriores por temas relacionados con estrés laboral: las pérdidas anuales por absentismo y estrés laboral ascienden a más de $63.895 millones y un aproximado de $127.791 millones, es decir, el 25% PIB por temas de productividad. Mientras que la suma de los días laborales perdidos en un año es mayor a los 3.111.816.

De esta manera, el CEO de Enterapia, asegura que se puede evitar un mal clima organizacional, el aburrimiento por parte de los trabajadores y, la posibilidad de disminuir costos que afecten a las finanzas, si se logra conseguir un lugar de trabajo saludable y se previene el desarrollo de trastornos psicológicos.

“Además, es fundamental la promoción de la salud mental, reconociendo los aspectos positivos del trabajo realizado y las fortalezas de los empleados. También es fundamental abordar los problemas de salud mental, independientemente de las causas que los generen”, concluyó Arbeláez.

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido