El destino más atractivo para hacer un doctorado

Nueva Zelanda que ofrece beneficios para estudiantes latinoamericanos que buscan crecer profesionalmente.

Educación

Entre los destinos más destacados por este tipo de programas educativos, se encuentran Argentina, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Alemania.

Archivo particular

POR:
Portafolio
enero 03 de 2021 - 12:18 p. m.
2020-01-03

Los doctorados son una alternativa más asequible hoy y estudiar en el exterior es una opción cada vez más común para los profesionales que desean especializarse y alcanzar los más altos niveles de preparación académica. Según indica Migración Colombia entre enero y marzo de 2019, 25.914 personas viajaron con este objetivo. Algunas de las razones por las que deciden hacerlo son los precios, la calidad y el reconocimiento de las universidades extranjeras.

(Doctorados en gestión empresarial fortalecen competitividad). 

Entre los destinos más destacados por este tipo de programas educativos, se encuentran Argentina, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Alemania. El país oceánico sobresale porque sus ocho universidades están rankeadas entre las mejores 500 del mundo, según el QS World University y, además, brinda una serie de incentivos a los estudiantes extranjeros como becas y beneficios laborales con visa de estudiante.

Bryann Avendaño es un científico colombiano que actualmente se encuentra realizando un doctorado en ingeniería civil y de recursos naturales, en la Universidad de Canterbury, ubicada en Christchurch, Nueva Zelanda. Luego de aplicar y ser admitido, y gracias a su gestión personal, pudo obtener dos becas para financiar sus estudios en el país kiwi. Este joven connacional aplicó a una beca para cubrir la tasa de matrícula y luego a Colfuturo para los gastos de manutención. Actualmente cuenta con estos dos subsidios que han sido una ayuda importante para su desarrollo profesional.

“La elección del país para adelantar mis estudios se basó, primero, en investigar sobre el tutor y el área en la que deseaba hacer mi postgrado. Aquí en Nueva Zelanda encontré a un profesor experto en la metodología de toma de decisiones, en la cual se basa mi tesis de doctorado. Segundo, en el manejo del programa: la opción de 40% horas académicas y 60% de trabajo práctico en la industria y con el gobierno, fue determinante para mi decisión”, comenta el estudiante.

Frente a la manera como el país acoge a los alumnos internacionales, Avendaño explica que en Nueva Zelanda, quienes estudian doctorados o postgrados, son considerados como generadores de conocimiento, les abren las puertas, les dan las herramientas para que investiguen y hagan lo necesario para desarrollar sus ideas. Asimismo, después de terminar sus estudios les ofrecen la oportunidad de aplicar a una visa de trabajo abierta por tres años.

“El tipo de visa que tengo me ha permitido trabajar. Hago parte de un programa de la universidad llamado teaching assistant, en el que los estudiantes podemos desarrollar nuestra profesión, hacer algo que nos gusta y al momento de graduarnos, tener una experiencia laboral en una universidad de renombre. Como parte de esta oportunidad, enseño ingeniería humanitaria, una asignatura que se complementa con mi trabajo académico” comenta Avendaño.

Otro aspecto fundamental es el doble beneficio que se obtiene al cursar estudios en países que tengan otra lengua como idioma nacional, especialmente el inglés, porque se ha convertido casi que en un requisito a la hora de aspirar a un empleo. Si bien es necesario tener excelente dominio del inglés para estudiar en Nueva Zelanda, las instituciones ofrecen cursos de nivelación previo al comienzo del programa principal. .

Por otro lado, la adaptación es vital para que el estudiante disfrute plenamente de su proceso de aprendizaje. Para Avendaño, ha sido fácil, a pesar de que el departamento de estudio al que pertenece cuenta con cerca de 50 nacionalidades. Esta pluriculturalidad es parte de la vida en Nueva Zelanda, influye en la manera de ser abierta y amigable de sus habitantes.

“La Universidad tiene un programa de estudiantes de intercambio, y el área en particular en la que estoy ofrece una mentoría que consiste en ponerle a cada alumno extranjero un tutor que hable su lengua nativa desde el momento de su llegada a la universidad. Este acompañamiento inicial es importante porque es la apertura completa al país narrado desde la propia experiencia” afirma Avendaño.

Por último, el colombiano resalta que el país Kiwi ofrece un balance entre vida y trabajo, porque se labora de lunes a viernes y los fines de semana se puede disfrutar de un territorio maravilloso con muchas actividades al aire libre.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido