Empleo y sectores tecnológicos en Colombia

Los sectores industriales de alta tecnología han ocupado a un 23% de la fuerza laboral industrial.

tecnología

iStock

POR:
Portafolio
noviembre 12 de 2020 - 05:27 p. m.
2020-11-12

En función de impulsar la reactivación económica y mejorar las condiciones de empleo, se hace estratégico, impulsar un notable repunte en los sectores tecnológicos de las industrias manufactureras de un país. Con ello se podrían fortalecer renglones importantes de valor agregado en la producción. Esto a su vez, cobraría una notable importancia para economías emergentes, incluyendo la colombiana que, desde ya, trata de superar los estragos que aún se presentan, producto de la actual pandemia.

(Precariedad en las condiciones del mercado laboral femenino). 

Se reconoce que los sectores de la agricultura, industria o manufactura, turismo, infraestructura, tanto urbana como rural, tienen efectos multiplicadores o estratégicos, en la generación de empleo productivo. En ese sentido es de precisar que la industria, aunque tiene un peso de cerca de 12% en el producto interno bruto de Colombia, puede conllevar a la creación de niveles notables de ingreso mediante empleo.

(‘Si no mejora la productividad, la informalidad seguirá en aumento’). 


En función de especificar como bajo, mediano y alto nivel de tecnología en las industrias del país, se evidencia que el empleo que la manufactura absorbe se ha mantenido estable desde 2010 a 2019. En efecto, los niveles de manufactura de bajo contenido tecnológico -elaboración de productos alimenticios, bebidas, textiles y prendas de vestir- han llegado a absorber un 52% del empleo del total de la industria.

Los sub-sectores específicos que tienen un moderado nivel tecnológico -industrias petroleras, plásticos, así como producción metalúrgica y minerales no metálicos- llegan a ocupar un 25% del total de empleo industrial. De manera complementaria, los sectores industriales de alta tecnología -fundamentalmente de la industria automotriz, química y electrónica- han ocupado a un 23% de la fuerza laboral industrial.

(Drástica caída del comercio latinoamericano). 


Con base en estos datos se tiene un notable margen de mejora en la generación de más empleos en nichos productivos de mayor tecnología. Para ello es claro que la demanda sería una fuerza que asegure el impulso de las empresas ya sea que esa demanda se origine en mercados doméstico -bienes finales o intermedios- o en plazas internacionales.

Para ello, en todo caso, se requiere de procesos de inversión significativos y de cómo la capacidad productiva jalone la creación de puestos de trabajo. Al respecto, tanto en el período 2011-2012, y durante 2017-2018, aumentó la producción industria en cerca de 8%. Sin embargo, los niveles de empleo se incrementaron a tasas más bajas de crecimiento, con un total de casi 4%. Los márgenes en función de la mejora de la competitividad se hacen evidentes, a la vez que un papel inclusivo y efectiva promoción por parte de las instituciones del país.

Giovanni E. Reyes
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor Titular y Director Académico de Pregrados de Administración de la Universidad del Rosario.


Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido