Tendencias

Equidad de género: hay avances pero la brecha es amplia

Presencia de mujeres en empresas sube los estándares ambientales, sociales y de gobierno. Este domingo se celebra el Día Internacional de la Mujer. 

Mujeres

Empresas con equidad de género tienen 21% más de probabilidad de superar el desempeño financiero promedio de la industria nacional. 

iStock.

POR:
Portafolio
marzo 07 de 2020 - 03:22 p. m.
2020-03-07

En la última década, la equidad de género se ha convertido en un tema central para gobiernos, empresas y la sociedad en general. Pero ¿qué tanto han avanzado el mundo y Colombia en este tema?

(Equidad de género, tarea de las empresas por la inclusión). 

Efectivamente, las cifras demuestran que, aunque falta mucho camino por recorrer, cada vez hay una mayor participación de las mujeres en las oportunidades laborales, decisiones política, alta gerencia, administración, educación, innovación, ciencia y, en general, en el desarrollo económico y social del planeta.

En efecto, se ha vuelto común escuchar que, por primera vez, una mujer llega a la presidencia de un país, una entidad prestigiosa, el máximo cargo de una empresa, organización o conglomerado u ocupa un cargo destacado en sectores que el machismo tenía asignados con exclusividad para los hombres.

(Especial: Inequidad de género, mal negocio para todos). 


Un estudio del Global Gender Gap Report del Foro Económico Mundialrevela que frente al porcentaje de empresas que tienen una política de equidad de género, se observa un aumento clave en los últimos 4 años, encontrando que para el 2019, el 51% de las firmas redijo contar con ella, mientras que en 2016 esta cifra correspondía a 30%.

De acuerdo con las cifras, el sesgo de género ha sido muy marcado en la actividad económica de Colombia y el mundo. Es más, para comprobar la existencia del marcado machismo en el sector, no es necesario irse muchos años atrás. De acuerdo con el estudio global sobre Diversidad de Género 2016, elaborado por Hays, el 79% de los máximos dirigentes empresariales del mundo son hombres. Sin embargo, informes más recientes indican que el desequilibrio ha comenzado a cerrarse. Pero aún así, persiste una brecha de género global promedio de 32% que se estima va a tomar 108 años en cerrarse. El desfase correspondiente a oportunidades y participación económica es el segundo más amplio (41,9%).

(En las 200 empresas más grandes del país, solo dirigen 8 mujeres). 


Esto sucede a pesar de que los investigadores coinciden en que promover el cierre de brechas de género implica también beneficios económicos para las organizaciones, pues las empresas que tienen más mujeres en posiciones de liderazgo son más competitivas que aquellas que no las tienen.

Según Grant Thornton (2019), las mujeres ocupan únicamente el 29% de las posiciones directivas de las empresas y esta cifra sólo ha incrementado 5 puntos porcentuales en los últimos 12 años.

En el contexto Latinoamericano también se evidencia esta problemática, pues las mujeres ocupan solo el 7% de las posiciones directivas (Deloitte, 2018), solo el 21% de las empresas cuentan con una mujer en su máximo cargo directivo (OIT, 2017) y las mujeres ganan 21% menos que los hombres (OIT, 2018).

No obstante, es importante tener en cuenta que la mayor parte de estos estudios destacan que es necesario que las mujeres tengan una representación de al menos 30% para poder ver concretadas estas relaciones.

De acuerdo con los resultados del Global Gender Gap Report (2018), Colombia se ubica en el puesto 40 de los 149 países participantes. El informe indica que el país cerró la brecha de género con respecto al acceso a la educación, lo que hace que esté compartiendo el primer lugar con otros 36 países en estos temas.

Sin embargo, este avance en educación no se traduce en una disminución de la brecha salarial y oportunidades económicas, pues las mujeres siguen ganando menos que los hombres y tienen menor participación en las opciones que ofrece el mercado laboral.

(Mujeres que mandan la parada en otras compañías). 


La brecha de género a la hora de conseguir trabajo es explicada por diferentes factores, no obstante es importante hacer énfasis en la carga desproporcionada a la que se enfrentan las mujeres en relación a las labores del hogar y del cuidado. En Colombia, las mujeres dedican en promedio 25 horas semanales a labores del hogar y del cuidado, mientras que los hombres dedican solamente 7 horas a estas actividades (Econestudio, 2018). Esto constituye un obstáculo para el desarrollo profesional de las mujeres pues, por un lado, se enfrentan a patrones culturales asociados al rol que deben cumplir en la sociedad que limitan sus posibilidades y, por el otro, hace que pospongan o restrinjan su maternidad para no salir del mercado laboral (ONU Mujeres, 2018).

Los resultados del Global Gender Gap Report revelan que las mujeres no solo enfrentan barreras para acceder a cargos gerenciales, sino que también tienen una representación minoritaria en áreas de la organización que se consideran estereotípicamente masculinas. Debido a esto, los hombres suelen estar mayormente representados en áreas centrales al negocio como producción, logística e innovación, mientras que las mujeres se concentran en áreas de apoyo como recursos humanos, comunicaciones y mercadeo.

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido