LUNES, 15 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Tendencias

09 ago 2011 - 11:58 p. m.

Evolución de las familias se estudiará en Colombia

Para esto se estudiaran diez mil hogares en el país.

Archivo Portafolio.co

Familias

Archivo Portafolio.co

POR:
09 ago 2011 - 11:58 p. m.

 

La desigualdad entre las condiciones de vida de los colombianos del campo y la ciudad, y entre pobres y ricos sigue reinando en Colombia.

Es más, las diferencias pueden llegar a ser abismales cuando se miran al interior de una misma región.

La meta del Gobierno Nacional, en los próximos cuatro años, es sacar a dos millones y medio de ciudadanos de la pobreza, según el Plan de Desarrollo.

La tarea será titánica, pues el 59,3 por ciento de los hogares urbanos, dentro de una muestra de 10.800 familias de los estratos 1 al 4, están hoy bajo la línea de pobreza.

La cifra en la zona rural es del 82,9 por ciento.

La indigencia en el área urbana es de 18,3 por ciento y en la rural sube a 39,1 por ciento.

Estos son los datos que describen las condiciones actuales de los hogares que harán parte del seguimiento que se propone realizar la Universidad de los Andes, a través de la Encuesta Longitudinal Colombiana (Elca), cuyo lanzamiento oficial será mañana en Bogotá.

Las cifras sobrepasan la realidad nacional conocida hasta ahora (45,5 por ciento de pobreza, 16,4 por ciento de indigencia).

Esto se debe, según María Ximena Cadena, directora de la encuesta, a que los hogares elegidos sólo son de estrato medio y bajo. “En la zona urbana, la muestra se concentra en hogares de estratos 1 a 4, es decir, no se incluyeron estratos 5 y 6.

En la rural se encuestaron pequeños productores (estrato 1). Por lo tanto, los datos de pobreza e indigencia no se pueden comparar con los del nivel nacional”.

MEDICIÓN CONSTANTE

El objetivo del estudio es establecer la dinámica que tiene el nivel de vida de la población, pues hasta ahora se ha medido el nivel de vida en un sólo momento, pero no a través de los cambios que experimentan los hogares al tratar de conseguir empleo, aumentar sus ingresos, educar a los hijos, acceder a créditos y sobreponerse a adversidades, tanto económicas como sociales.

“Conocer la evolución de los hogares nos permitirá generar recomendaciones para el diseño de políticas públicas para combatir la pobreza”, indica Cadena. Por ello, se darán a conocer resultados cada dos años.

Esta es la primera vez que el país se le mide a una encuesta que estará pendiente de cada uno de los miembros de todos los hogares elegidos. “Encuestas longitudinales sólo se han realizado en México, en Indonesia y en Chile (esta última con un tema específico, el mercado laboral)”, señala la directora del estudio.

Una de las condiciones de las familias elegidas para participar en la Elca era que la cabeza de hogar tuviera menos de 65 años, para poder mantener el observatorio previsto de 12 años. Se encuestaron 5.448 hogares en la zona urbana y 5.254 en la rural, por lo que la cobertura es del 98,3 por ciento de la muestra total.

PRINCIPALES RESULTADOS

HOGARES CON MÁS NIÑOS

Aunque no es mucha la diferencia, los hogares campesinos tienen más niños que los citadinos. El 49 por ciento de familias urbanas tiene hijos, mientras que la cifra sube a 54 por ciento entre las rurales.

La región Atlántica está en primer lugar, seguida de la oriental, la pacífica, la central y por último Bogotá.

SERVICIOS PÚBLICOS

Entre otras características que señalan la diferencia entre el nivel de vida del campo y la ciudad está el servicio de recolección de basura: en el sector rural sólo el 3% de las personas cuenta con él y en las ciudades el 98,3%.

Y en alcantarillado, en las cabeceras urbanas el 92,7% de las familias lo tiene, frente a un 3,5% en los campos.

NUTRICIÓN INFANTIL

Los investigadores establecieron tres tipos de desnutrición infantil: crónica, global y aguda. En la parte urbana, la crónica entre niños de 0 a 5 años es del 12,1%, la global es de 4,6% y la aguda llega al 3,2%.

En los campos, la primera sube a 15,2%, la segunda a 7,5% y la tercera a 3,6%. Bogotá tiene la tasa más alta de desnutrición aguda: 15,3%.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta