close
close

Tendencias

La vida de Freddy Rincón, el ídolo eterno del fútbol colombiano

El exjugador se consagró con la Selección y fue muy querido en el país y en Brasil, donde se destacó en el Corinthians.

Freddy Rincón

Freddy Rincón, durante un partido con la Selección Colombia.

AFP

POR:
EFE
abril 14 de 2022 - 12:23 p. m.
2022-04-14

El tanto de Freddy Rincón a Alemania, el 19 de junio de 1990, en la tercera jornada del Grupo D del Mundial de Italia, es el gol más recordado de la historia de la Colombia, la anotación que convirtió al 'Coloso de Buenaventura' en ídolo eterno de un país que llora su muerte a los 55 años, tras sufrir un accidente de tránsito.

(Vea: Adiós a un ídolo: falleció el ex futbolista colombiano Freddy Rincón).

Esa jugada mágica en la que también participaron Luis Alfonso 'El Bendito' Fajardo, Leonel Álvarez y Carlos 'El Pibe' Valderrama puso a Rincón en un pedestal para los colombianos, tanto así que el ex futbolista de Corinthians y Real Madrid es querido por los aficionados de todos los colores.

Con la 'tricolor', Rincón disputó tres mundiales y tres veces la Copa América, así como participó en 84 partidos en los que anotó 17 goles que lo avalan como uno de los jugadores más importantes de la historia del país.

Como futbolista, siempre será recordado por ser un 'box-to-box', un jugador con unas privilegiadas capacidades atléticas que le permitieron sobresalir y que lo hicieron ser tan apetecido por clubes de todas las latitudes, entre ellos el Real Madrid y el Nápoles.

UNA CARRERA DISPARADA 

Nacido el 14 de agosto de 1966 en Buenaventura, el principal puerto de Colombia en el Pacífico, el excentrocampista se crió en esta ciudad en la que aprendió a jugar fútbol descalzo y se formó en el equipo amateur Atlético Buenaventura, llamando la atención del Independiente Santa Fe.

El ex futbolista se trasladó a Bogotá y jugó en el 'expreso rojo', en el que debutó como profesional en 1986 y fue dirigido por Jorge Luis Pinto, su gran maestro, uno de sus mejores amigos y quien le ayudó a forjar su carácter recio.

"Pinto fue el que me quitó los resabidos, me quitó la pereza y en momentos duros fue duro conmigo. Ahora lo considero como mi mentor", reveló Rincón en una entrevista con la emisora Blu Radio en 2016.

Las buenas actuaciones en Santa Fe llamaron la atención de uno de los grandes equipos colombianos de la época: América de Cali, en el que estuvo entre 1990 y 1993, etapa en la que ganó las ligas de 1990 y 1992.

(Vea: Estos son algunos de los negocios de los jugadores de la Selección).

Por esa época, Rincón debutó con la Selección Colombia y se convirtió en pieza clave del equipo que dirigía entonces Francisco Maturana, tanto así que fue titular en los cuatro partidos que el equipo jugó en el Mundial de Italia 1990.

Justamente el tanto a Alemania fue el punto más alto de su carrera, el reflejo de una época dorada en la que Colombia empezó a enamorar al mundo con su fútbol y en la que su nombre quedó marcado en letras de oro en la 'tricolor', junto a los de Valderrama, René Higuita y Leonel Álvarez, entre otros.

Además de jugar el Mundial de Italia, Rincón vistió la camiseta tricolor en Estados Unidos 1994 y Francia 1998, así como en las ediciones de 1991, 1993 y 1995 de la Copa América.

Corinthians

En Corinthians, de Brasil, es considerado un ídolo.

AFP

RINCÓN EN EUROPA

El excentrocampista pasó con más pena que gloria por el fútbol europeo, pues apenas estuvo allí dos años tras un breve paso de seis meses por el Palmeiras, de Brasil.

No obstante, los aficionados del Nápoles lo recuerdan con cariño porque jugó allí la temporada 1994-1995, 28 partidos en los que anotó siete goles y sobresalió por su potencia física, por su fuerza y llamó la atención del Real Madrid.

Sin embargo, la historia en el conjunto español fue diferente: jugó poco y salió por la puerta de atrás, nunca logró adaptarse y eso se lo achacó al racismo que dice haber vivido en el club.

"Lastimosamente, yo pasé por un periodo muy triste, porque era una época de racismo muy marcado que había en aquel entonces. Eso fue una de las cosas que realmente me perjudicó bastante", dijo Rincón en una entrevista con el diario Marca en 2012.

REGRESO A BRASIL

El colombiano volvió a Brasil en 1996 para vestir los colores del Palmeiras, pero allí duró muy poco, pues en 1997 fue fichado por el Corinthians y vivió la etapa más especial de su carrera.

En el 'timao', Rincón se consagró. Allí se convirtió en capitán y lideró al equipo en la consecución del título del primer Mundial de Clubes que se disputó, en el año 2000, y en el que vencieron en la final al Vasco Da Gama en el Maracaná.

"De 1997 a 2000 jugué allí y muy bien. Creo que fue el mejor momento de mi carrera. Con el 'timao' gané la Copa del Mundo de Clubes. Otro de los puntos altos de mi carrera", recordó el exfutbolista en una entrevista con la Revista Bocas en 2013.

Tras ese torneo, Rincón pasó por Santos y Cruzeiro, así como disputó, en 2001, su último partido con la Selección, y regresó al Corinthians para retirarse allí en 2004, el cierre de una exitosa carrera en la que prevalecieron los buenos momentos sobre las dificultades.

(Vea: Egan criticó a Ramo por incumplirle tras publicidad de 'Egansito').

VIDA TRAS EL RETIRO

Luego de dejar el fútbol profesional, el ex jugador colombiano fue entrenador de varios equipos regionales de Brasil, así como asistente técnico de Vanderlei Luxemburgo en el Atlético Mineiro, en 2010, y de Jorge Luis Pinto en Millonarios, en 2019.

En los últimos años, Rincón se convirtió en comentarista de programas de opinión del canal de televisión Win Sports.

Siempre fue un referente para un país que siempre recordará al 'Coloso de Buenaventura' como alguien que trajo una de las alegrías más grandes del fútbol colombiano contra Alemania que, a la postre, se coronó campeona del Mundial de 1990.

EFE

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido