Mujeres: la igualdad una asignatura pendiente para el siglo XXI

Hay 2.700 millones de mujeres en el mundo que no tienen las mismas oportunidades que los hombres en materia de empleo.

Mujeres

Según el Banco Mundial, las mujeres solo tienen tres cuartas partes de los derechos que disfrutan los hombres.

iStock

POR:
Gloria Helena Rey
marzo 10 de 2019 - 07:55 p.m.
2019-03-10

El poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) decía que “sin la mujer, la vida es pura prosa” pero, a la luz de lo que sucede aún, podríamos decir que pasa lo mismo con sus derechos pues no los ha conseguido a plenitud después de más de dos siglos de luchas y decenas de documentos firmados para alcanzarlos.

Un estudio del Banco Mundial publicado el pasado 27 de febrero, en la antesala del Día internacional de la mujer, afirma que aún falta mucho para lograr la igualdad plena de derechos entre hombres y mujeres pues, a nivel mundial, las mujeres solo tienen tres cuartas partes de los derechos que disfrutan los hombres y que la igualdad de la mujer es aún una asignatura pendiente para el siglo XXI.

Aunque varios países adelantan reformas para reducir la brecha entre los derechos de los hombres y las mujeres, todavía hay “2.700 millones de mujeres en el mundo que no tienen las mismas oportunidades que los hombres en materia de empleo”, dijo en un comunicado, Kristalina Georgieva. Presidenta interina del Banco Mundial al comentar el estudio “Mujeres, empresa y ley 2019: una década de reformas”, que comprende datos de 187 países, recogidos en los últimos 10 años.

(Lea: Las mujeres emprenden porque quieren, los hombres porque lo necesitan

La lucha de las mujeres por sus derechos políticos, sociales, económicos y personales se inició desde finales del siglo XVIII con la revolución francesa de 1789 y con la divulgación en 1791 de los Derechos de la mujer y de la ciudadana, redactada por la escritora, dramaturga y filósofa Olympe de Gouges, seudónimo de Marie Gouze, que parafraseaba los Derechos del hombre y del ciudadano, el texto fundamental de la Revolución aprobado por la Asamblea Nacional Francesa el 26 de agosto de 1789 que no incluía a las mujeres.

La escritora se quejó de eso y denunció a la revolución por olvidarse de las mujeres en cuanto igualdad y libertad y defendió, entre muchas otras cosas, que “la mujer nace libre, debe permanecer igual que el hombre en sus derechos” y que la “ley debe ser la expresión de la voluntad general”, de las ciudadanas y ciudadanos.

(Lea: Colombia será sede del Women Economic Forum

Las luchas de las mujeres prosiguieron en el siglo XIX y a principios en el XX se fortalecieron con la tragedia de la fábrica de textiles Cotton de Nueva York el 8 de marzo de 1908 cuando murieron calcinadas 146 obreras por las bombas incendiarias que les lanzaron, después de que el dueño de la fábrica las encerró, para que desistieran de la huelga de brazos caídos con lo que pedían una reducción de su jornada laboral a 10 horas, un salario igual al de los hombres porque ejercían las mismas actividades que ellas y con la que exigían mejores condiciones de trabajo. Desde entonces, las mujeres prosiguieron una lucha sin cuartel por sus derechos hasta que, 70 años después de esa tragedia, la ONU decretó el 8 de marzo como el Día internacional de la mujer.

MUCHO RUIDO

Pero pese a todos los esfuerzos, luchas y reivindicaciones las mujeres llegamos sin los derechos completos al siglo XXI. El estudio realizado por el Banco Mundial sobre la última década, que tuvo en cuenta 8 indicadores que miden, en teoría, los derechos de los hombres y las mujeres, llegó a la conclusión que, aunque los progresos son notables en 131 países donde se han adoptado 274 reformas que favorecen a las mujeres, 56 naciones no avanzaron absolutamente en nada.

Regiones como el Medio Oriente y el norte de África, por ejemplo, registraron el nivel más bajo de igualdad, a pesar de los cambios esperanzadores registrados en Argelia y Líbano, que adoptaron leyes contra la violencia doméstica, de acuerdo con el estudio.

En cambio, en otras zonas como el sur de Asia, el Sudeste asiático y el Pacífico registraron los mayores progresos mientras que América Latina y el Caribe los avances ocuparon un segundo lugar entre los países emergentes y en vías de desarrollo.

El estudio, afirma que naciones como Bolivia o las islas Maldivas se destacaron porque adoptaron leyes contra el acoso sexual en el trabajo, lo que supuso una mayor protección para dos mil millones de mujeres. También, que 22 países terminaron con las restricciones impuestas a las mujeres en algunos sectores de la economía y que Bélgica, Dinamarca, Francia, Letonia y Suecia cuentan con matrícula de honor en este campo al conseguir que “hombres y mujeres tengan los mismos derechos en los aspectos medidos”.

No obstante y pese a los avances, las desigualdades persisten en países como Islandia, considerado como la Meca en términos de igualdad de derechos entre hombres y mujeres”. Bajo la careta de la equidad transcurre otra amalgama hostil en la que se mezclan violencia sexual, brecha salarial (16%), cúpulas empresariales en las que se necesita corbata (no se sienta ninguna mujer en las direcciones de las compañías cotizadas) y misoginia”, denunció en un reciente reportaje el diario El País, de España.

“Es como si las tensiones geológicas que conforman la nación más septentrional de Europa se reflejaran en la guerra entre el enorme empuje feminista y el mercurial poso del patriarcado”, añadió.

EL LEMA DE ESTE AÑO

Para seguir celebrando el Día internacional de la mujer se eligió como tema “pensar en igualdad, construir con inteligencia e innovar para el cambio, que se centrará” en formas innovadoras en las que podemos abogar por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, en especial en las esferas relativas a los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible.

El texto de la ONU Mujer se convocó este a las mujeres a participar en temas cruciales como el logro de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que requiere cambios transformadores, enfoques integrados y nuevas soluciones, sobre todo, “en lo que concierne a la defensa de la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas. En cuanto a la innovación y la tecnología recordó que “las mujeres están insuficientemente representadas en los campos de la ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y diseño”, lo que impide desarrollar e influir en el desarrollo de innovaciones sensibles al género que produzcan beneficios transformadores para la sociedad.

“Desde la banca móvil hasta la inteligencia artificial o la Internet de las cosas, es vital que las ideas y las experiencias de las mujeres influyan por igual en el diseño y la aplicación de las innovaciones que conformarán las sociedades del futuro”, añadió. En Colombia y en el resto de países del mundo se han programado una serie de actividades para festejar el Día internacional de la mujer. En Bogotá inició el 7 de marzo el Archivo General de la Nación con la exposición “Las mujeres y la lucha por sus derechos”.

Gloria Helena Rey

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido