close
close

Tendencias

La importancia de ponerse en ‘los zapatos del otro’

Ser tan emocionales nos está cegando la razón y ambas partes sin importar su punto de vista terminan cometiendo juicios de valor donde todos perdemos.

Siempre tiene que hacer más de lo que le piden, si quiere transmitir valor, respeto y confianza.

Siempre tiene que hacer más de lo que le piden, si quiere transmitir valor, respeto y confianza.

123rf

POR:
Portafolio
diciembre 17 de 2019 - 01:41 p. m.
2019-12-17

“¿Qué número ve? Yo un 9. Yo un 6”. ¿Quién tiene la razón? Y así inicia la guerra…

Con los recientes hechos presentados en Colombia veo que las posiciones de un lado y de otro lado de endurecen y se alejan cada vez mas. El odio de unos contra los otros aflora por los rincones, cada punto de vista puede ser válido y debe ser respetado. Tengo la habilidad de poder hablar con personas de cada “bando” y lo que veo es que en fondo todos queremos lo mismo pero tenemos un puntos de vista que nos alejan y nos falta capacidad de ver el otro lado de la historia.

(En el respeto por los derechos está la efectividad de la protesta). 

Lo grave de tener diferentes puntos de vista no es el hecho de la aproximación a la situación, es la visceralidad y la emoción que ponemos al hecho. Ser tan emocionales nos está segando la razón y ambas partes sin importar su punto de vista termina cometiendo juicios de valor donde todos perdemos.

Cuando la rabia se apodera del colectivo la respuesta es la violencia, donde cada parte seguramente por defenderse comete atropellos contra su misma humanidad. Esto es un círculo vicioso donde el tiempo es el gran aliado para hundirnos más y más.

Las redes sociales que tanto nos han unido hoy son el arma más fuerte para expandir nuestro odio. Amigos y familias que ponen memes tan chistosos y a la vez tan graves como: “estadísticas del paro: Conocidos Bloqueados: 5, Amigos en FB perdidos: 10”, un meme gracioso, al parecer inofensivo que refleja que el problema ya llegó y nos está afectando directamente.

Familias que antes se reunían entorno a un pesebre a rezar la novena de pronto este año no lo harán todo por la rabia hacia el otro, una rabia sin sentido en muchos casos. Un sentimiento que no será parte de la solución si no que al contrario profundizará las heridas entre todos. La invitación es a reflexionar profundamente antes de publicar algo en Facebook, Instagram, Twitter y demás redes sociales. Les propongo 5 preguntas antes de publicar:

1. ¿Qué busco con este post?
2. ¿Con este post voy a lograr mejorar en algo la situación?
3. ¿La imagen del país queda mejor?
4. ¿La relación con la gente que quiero va a permanecer bien?
5. ¿Estoy ayudando en algo o a alguien?

Señores: las redes sociales y nuestros argumentos profundos no van a solucionar una realidad. Al contrario, si están creando odio y desunión cuya base en la mayoría de casos es una visceralidad que a medida que se profundiza en la narrativa nos está dividiendo como nación con sus fuertes consecuencias.

La primera invitación es a pensar antes de publicar, haga el filtro básico de las 5 preguntas. Luego a que pensemos en cómo podemos de verdad ayudar, muchas veces nos gusta pedir, de pronto parece mas fácil, pero los invito a pensar cómo podemos ayudar al país. Una persona o un equipo de personas que están en el poder no van a poder solucionar todos los problemas. Estos temas que hoy están aflorando son situaciones estructurales que llevan muchos años. La solución es a largo plazo y debe ser con la ayuda, compromiso y responsabilidad de cada colombiano. Echar la culpa es fácil, asumir la responsabilidad es un poco mas difícil.

Mas preguntas para que nos hagamos ahora que se acerca el 2020:

1. ¿Cómo voy a ayudar al país?
2. ¿A qué me comprometo con Colombia?
3. ¿Cómo voy a ser parte de la solución?

Como empresario y profesor universitario me comprometo a seguir trabajando para generar empleo, lograr negocios que generen impuestos. En mi rol de profesor me comprometo a enseñar habilidades que sean útiles a las personas que quieran salir a generar valor al país.

Y por último les propongo los siguientes hashtags:

#Porcolombiamecomprometoa
#Soypartedelasolucion
#miaportees

Pensemos en cómo podemos ser parte de la solución, dejemos de lado los juicios y la crítica y asumamos con responsabilidad esta situación. Todos somos más, Colombia adelante Colombia. Luego de la tempestad viene la calma y el progreso. Seguro de este tempestad saldremos fortalecidos.


Juan Carlos Briceño Trujillo
Profesor de Marketing de la Universidad del Rosario y CESA
CEO Shape Marketing.
Especial para Portafolio

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido