Líderes exitosos: cuidado con adicciones y malos hábitos

Evite estos siete comportamientos para ser un mejor líder. 

Lider

.

123RF

POR:
Portafolio
octubre 09 de 2018 - 11:27 p.m.
2018-10-09

En el mundo hay varias clases de líderes, de acuerdo con la manera cómo piensan, sienten, actúan y se comunican.

Sin embargo, sus comportamientos y hábitos pueden dar al traste con una empresa exitosa. Pero ¿cuáles son esas características?

La sugerencia para todos los líderes que se ven reflejados en alguno de los 7 comportamientos expuestos, es el uso de la regla 80% - 20% la cual se explica con un ejemplo:

Ejemplo: cuando los resultados no se estén dando ¿cómo debe actuar?

El 20% debe empeñarse en detectar el problema y el 80% en cómo lograr el resultado. Es más, si desde aquí lo llevamos a la emoción y después a la acción, podemos afirmar, que estar el 80% enfocado en lo que quiere, le hará sentir en estado de expectativa haciendo que desde este estado, tenga la creatividad necesaria para emprender las acciones correctas, que le conduzcan al resultado esperado.

Los que viven en estado de ansiedad permanente:
más del 80% lideran desde este estado, y el peligro está en que se acostumbraron, razón por la cual se convirtió para ellos en algo normal. Cuando una persona lidera desde la ansiedad, el impacto que produce en la gran mayoría de integrantes de su equipo, es que estos entren en un estado de temor, de miedo y desconfianza: “la ansiedad es la enemiga de la creatividad”.
Los amantes al reconocimiento: El 50% de los líderes, tiene esta adicción. Aunque el reconocimiento es necesario y nos hace sentir muy bien, depender de él, resulta siendo algo negativo ya que siempre se va a buscar que todas las ideas sean promovidas por el líder y no por alguno de los integrantes de su equipo, generando frustración y desmotivación en muchas ocasiones.

Líderes enfocados en el pasado: A más del 90% de los líderes les sucede lo siguiente:

A. Los que piensan que el pasado es igual al futuro razón por la cual no modifican la estrategia pensando que los resultados serán los mismos siempre.

B. Los que teniendo en cuenta que en el pasado los resultados no han sido buenos, se concentran más del 80% del tiempo, a pensar en lo que no lograron en lugar de enfocar su energía, en cómo cambiar esa realidad.

Los adictos a ser los mismos de siempre: más del 90% de los líderes se comportan de esta forma, carecen de flexibilidad y hacen ver la incertidumbre a los integrantes de sus equipos de una manera negativa logrando que estos a su vez hagan todo lo que sea necesario para mantenerse a su zona de comodidad y eviten cualquier tipo de cambio que haga que su imagen se vea amenazada.

Los que creen que la gente joven carece de compromiso: un 50% de líderes tiene esta creencia. A este tipo de personas les llamo yo “asesinos de los sueños” son líderes que actúan desde su creencia, razón por la cual sólo delegan en los integrantes de sus equipos lo estrictamente necesario matando en ellos su creatividad y haciendo que al final efectivamente la creencia se convierte en auto profecía cumplida. La gran mayoría de seres humanos al darse cuenta que los ven desde esa perspectiva tan limitada terminan por ir a su trabajo por cumplir: cumplimiento=cumplimiento.

Los que siguen creyendo que lo que importa es la experiencia: más del 90% de líderes en los procesos de selección, cree que una persona que tiene experiencia en un cargo, tendrá éxito en otro y aunque esto puede suceder en algunas ocasiones también es cierto, que hoy lo realmente importante es seleccionar gente que se identifique con la cultura del negocio ya que esto depende en una gran medida el compromiso por el logro de los resultados y que los trabajadores, realmente se sientan felices en su puesto de trabajo.

Los adictos a la incoherencia: Con certeza absoluta que más del 80% de los líderes tiene este comportamiento. El tema es muy simple: buscan en los demás algo que ellos no son. Quieren que sus equipos jueguen a ganar, cuando ellos juegan a perder, quieren que sus equipos tengan expectativa, cuando ellos tienen ansiedad o buscan equipos que cambien sus estrategias, cuando ellos no las cambian. “Si quiere que los resultados cambien, es usted quien debe cambiar primero”.

Andrés Cadena
Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido