Los cambios de la inteligencia artificial al mundo de los negocios

Dario de Barbieri, experto en transformación digital de IBM, habla sobre su importancia para atender las necesidades de los clientes.

Dario de Barbieri, experto en transformación digital, marketing automatizado y análisis social de IBM

Dario de Barbieri, experto en transformación digital, marketing automatizado y análisis social de IBM.

Cortesía

POR:
Portafolio
octubre 08 de 2018 - 05:23 p.m.
2018-10-08

La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una herramienta que llegó en el momento preciso para ayudar a pequeñas y grandes compañías a manejar la enorme cantidad de datos que se producen en el mundo diariamente y a interpretarlos para reaccionar de una manera oportuna y efectiva a los cambios del ecosistema empresarial.

Pero, ¿qué cambios ha traído en el mundo de los negocios esta tecnología y por qué es tan importante que los líderes empresariales la empiecen a implementar? Portafolio.co habló con Dario de Barbieri, experto en transformación digital, marketing automatizado y análisis social de IBM, quien considera que las empresas que no cuenten con esta tecnología podrían quedarse aisladas y por ende, desaparecer.

(Lea: IA ayudará a constructores a saber qué tanto gustarán sus proyectos

¿Por qué la IA se convirtió en una herramienta potencial para las empresas?


El mundo está cambiando y con él los consumidores, quienes están exigiendo una experiencia más personalizada con las marcas.

Por ejemplo, hace unos años cuando uno tenía una queja con una empresa la enviaba a un apartado, no existía una relación uno a uno con el cliente y la compañía debía poner recursos para trabajar con esas quejas. Hoy, se puede hacer un reclamo de manera instantánea y, así mismo, se espera una pronta reacción de la marca, que esta sepa lo que uno como cliente ve y espera de esta.

(Lea: Inteligencia Artificial, más que tecnología

Esto nos lleva a ver que los consumidores tienen una expectativa de personalización muy importante y las empresas necesitan conocer esto a través de las herramientas que brinda la inteligencia artificial.

Con estas, las empresas saben qué están diciendo de su marca, qué están pidiendo sus clientes, en qué están fallando y cómo pueden solucionarlo. Toda esta data se procesa y se analiza con el objetivo de tomar decisiones más inteligentes, más rápidas y más adecuadas a las necesidades del cliente.

¿Cómo impacta esto el consumo?

La personalización nos está llevando a una economía de suscripción. Es decir, a una donde el cliente adquiere bienes y servicios de forma temporal porque quiere llenar una necesidad de forma inmediata y a bajo costo.

Así, el concepto de propiedad en la compra va a comenzar a desaparecer y vamos hacia un mundo donde el cliente tendrá más libertad de elección y donde la empresa necesitará comunicarse con este para poder entenderlo y ofrecerle lo que quiere. Y es en ese momento cuando se empieza a generar una gran cantidad de información y una dependencia a esta, lo que lleva a poner a la IA en el centro de todo.

¿Por qué? Porque las personas pueden cambiar de decisiones en un instante, y una empresa que quiera tener la capacidad de reaccionar en tiempo real a ese cambio solo lo hará con inteligencia artificial.

Es decir, si una empresa no cuenta con esta tecnología ¿quedará aislada?

Se va a empezar a aislar cada vez más definitivamente. Digamos, hoy vemos en Latinoamérica esta gran penetración de compañías como Netflix o Spotify que dan un modelo de suscripción total donde ofrecen contenidos muy ricos, además tienen un valor agregado y es el conocimiento de su cartera de clientes.

Pero para poder ser efectivo en esto y poder conquistar a más mercados, tener acceso a esta tecnología es primordial.

Una compañía que no pueda ver hoy la tendencia de personalización tiene un problema de visión y si además, la tecnología existente no la implementa hay un problema de acción. Cuando se juntan esos dos problemas las empresas sufren una disrupción tan grande que pierden competitividad y eventualmente desaparecen.

¿El saber tanto del cliente no llegará a ser contraproducente?

La ética y moral pasa a jugar un rol muy importante del uso de esta tecnología, y es responsabilidad de las dos partes (clientes como empresa) determinar el manejo de los datos.

Por parte del usuario, este debe saber a quién le da la información y por qué, así como entender las reglas que aceptan y las que no aceptan en términos de privacidad. Adicional, deben generar una presión fuerte para que en el caso de violar dichas normas, las compañías respondan con todo el peso de la ley.

Por el lado de las empresas, estas deben tener estándares altos de privacidad y seguridad para que esa información no se pierda o se maneje indebidamente.

¿Cómo pueden las empresas aprovechar esta tendencia y usar debidamente esta tecnología?

Es importante que a través de todo el ecosistema empresarial se entienda que el mercado ha cambiado y que los líderes tengan el coraje, la visión y la pasión por la innovación y las nuevas herramientas, y no creer que lo que funcionó en el pasado va a funcionar en el futuro, eso es importante.

Además, sus equipos deben insistir con fuerza cuando vean tendencias en el mercado de las que sus áreas pueden sacar provecho y llevar a que sus compañías inviertan en ellas. Así mismo, deben aprender a usar estas nuevas tecnologías.

¿En algún momento la IA será obsoleta y llegará una nueva tecnología que la reemplace?

La IA llegó prácticamente en el momento perfecto por la cantidad de datos que se están generando en el mundo. Yo creo que la forma, la velocidad y las aplicaciones van a cambiar pero el concepto de una IA no.

Nuestra inteligencia estuvo aquí desde que nació nuestra raza y creo que el componente artificial de nuestra inteligencia es un concepto que se quedará con nosotros por mucho tiempo. Va a evolucionar en la forma en la que interactúa con nosotros desde interfaces telefónicas y de computadores, hasta posiblemente interacciones físicas y algún día, quién sabe, en la mezcla de lo físico y lo biológico. Pero, de todas maneras, la IA llegó para quedarse.

Siga bajando para encontrar más contenido