El maestro sigue encantando con sus letras

La charla con Gay Talese en la FILBo 2012 se transó en la historia conocida, para un nuevo público.

POR:
abril 27 de 2012 - 01:29 a.m.
2012-04-27

Amparado en el lujo de su traje y la fastuosidad de su memoria minuciosa, y con su cabeza estorbada por la caperuza sicodélica de una lámpara que le ha enviado al suelo su sombrero infalible, Gay Talese lleva ya una hora contando el mismo cuento.

Es decir, la historia de vida de un escritor que conoce buena parte de las cerca de 800 personas que han venido al auditorio José Asunción Silva de Corferias, desentendiéndose de la llovizna y estar en la FILBo.

Sus discípulos de siempre, los periodistas a los que nos marcó hace un poco más de 22 años, hemos acudido a rendirle una pleitesía similar, pero distinta, a la que tributaríamos a Tom Wolfe.

“Vamos a ver a nuestro Dios”, me dice un colega por la mañana. Pero no lo veo por ningún lado.

Talese ha entrado ataviado con su traje gris de corte paternal impecable, una corbata amarilla y un pañuelo rojo que le hace juego con una parte de sus zapatos bicolor. Le rechinan las medias oscuras en sus piernas cruzadas detrás de una estantería rosada.

A su lado está Luis Sarmiento, de Terra, quien relevó a Rodrigo Pardo en la tal vez más ansiada sesión de la novedosa franja “Conversaciones que le cambiarán la vida”.

Talese es encantador en su relato, aunque todos sepamos su historia como una narración de cuna.

Se la cuenta al buen periodista que tiene a su lado, que ha escogido el dejà vu como método de interrogatorio.

Como cuando vino al Festival de El Malpensante, como en su libro ‘Vida de un escritor’, o como en la nota publicada ese día en El Tiempo.

La vida en la sastrería, el copy boy, sus métodos de ingenio que Arcadia describe como mandamientos en su número de las bodas de plata. Pero es difícil contrariar la grandeza del personaje, aunque este prohíje el valor de la entrevista.

También el público es diferente. Está entreverada una generación de teléfonos celulares, que lo quiere conservar en sus pantallas.

Con su fábula que ahora reitera los tiempos de ‘The New York Times’, ha logrado destituir la grosería de teclear mensajes de texto. Es el foco de atención. Y, sin embargo, ante el maestro, comienza la gente a salir. A poner la apuesta en todo lo demás que es bastante.

En la conversación con Fernando Vallejo el próximo sábado, por ejemplo. Afuera, la lluvia es parte del paisaje. Con ella se va y se viene. Es, mejor dicho, la historia que ya sabemos.

NARRACIÓN PURA HECHA NOVELA, UN ‘BESTSELLER’ BRILLANTE

La novela periodística de un osado hombre que viajó a Sicilia para infiltrarse, durante seis años, en la estripitosa realidad mundana de la familia Bonanno, una historia que inspiró ‘Los Soprano’.

Este libro, ‘Honrarás a tu padre’ ha sido considerado el primero de no ficción que desveló los secretos de la mafia y puso en jaque la vida de su autor, Gay Talese, por haber abierto el corazón oculto e íntimo del conglomerado económico y de los negocios de este linaje siciliano.

La obra narra los hechos de una lluviosa noche de octubre de 1964, cuando dos gángsters secuestran al famoso jefe mafioso Joseph Bonanno, y a la mañana siguiente la policía neoyorquina informa que ha muerto, pero un año después, Bonanno reaparece, y se desata una sangrienta disputa entre familias de un linaje conflictivo.

Carlos Gustavo Álvarez G.

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido