close
close

Tendencias

Naciones Unidad y la crisis económica mundial

El organismo hace llamado para adoptar medidas que alivien el impacto de la recesión.

Niñez

Por la covid, entre 70 y 100 millones de personas podrían caer en pobreza extrema.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 28 de 2021 - 10:19 p. m.
2021-06-28

En la conmemoración de sus 75 años de existencia, la ONU no ha bajado la guardia frente a la grave crisis económica mundial que desató la pandemia de la covid-19 y que hoy amenaza la estabilidad y sobrevivencia de las economías del Planeta, especialmente de las más frágiles.

Tampoco, han bajado la guardia organizaciones que hoy, 29 de junio, con motivo de los 75 años de la ONU, harán un “Llamado a los pueblos de la tierra” y al Secretario General, Antonio Guterres, para que el organismo no se quede corto en su accionar ante la gravedad y emergencia de la actual situación mundial.

“El llamado a los pueblos de la tierra” le reclama acciones urgentes “frente a las amenazas globales de índole ecológica, sanitaria, nutricional… que son una responsabilidad ineludible y apremiante para atajar el progresivo deterioro de las condiciones ecológicas y la calidad de vida sobre la Tierra”
, según el documento que será lanzado hoy (29 de junio) en el auditorio de la Caixa Forum en Madrid.

El que vivimos es un tiempo de acción y resistencia y no es hora de rendirse ni ceder sino de continuar porque cada día, pese a todas las dificultades que enfrentamos, es un nuevo comienzo, afirma.

Añade que “los gobernantes deben tener, de ahora en adelante, bien fija, en su conciencia y en su mirada, la igual dignidad de todos los seres humanos” y la ciudadanía no debe permitir, ni un día más, “ la debacle ética de un sistema injusto y anacrónico que sigue produciendo hondos desgarros sociales”.

“El mundo ha dado un “vuelco” en los últimos años en múltiples aspectos: la demografía; la brecha social; las pandemias; los nuevos “actores” en el ámbito internacional: grandes corporaciones multinacionales privadas y magnates de la comunicación a escala continental y mundial; conflictos internos en los que las Naciones Unidas deberían intervenir -sólo las Naciones Unidas- en caso de genocidio, violación masiva de los derechos humanos o de ausencia de gobierno…”, afirma.

Resalta que es indispensable aplicar a tiempo las lecciones del pasado y no conformarnos con recordar, después de la tormenta, lo que pudimos hacer y no hicimos.

La entrega del documento se realizará en un evento presidido, entre otros, por Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de la Paz y ex Director General de la Unesco y por Alberto Guerrero, presidente de la Federación Española de Asociaciones, Centros y Clubes para la Unesco (Fecu).

LA CRISIS DE LA COVID 

Desde principios del 2021 la ONU ha alertado sobre el devastador impacto socio económico causado por la actual pandemia y pronosticado que se prolongará por años sino se hacen inversiones estratégicas en la economía, sociedad y en la resiliencia climática para “la recuperación sostenible y resistente de la economía mundial”, según un informe sobre ‘La situación y perspectivas de la economía mundial’.

“En 2020, la economía mundial se hundió un 4,3%, cerca de 2,5 veces más que durante la crisis económica mundial de 2008 y la humilde recuperación prevista para 2021 del 4,7% apenas compensará las pérdidas del año pasado”, afirma.

La ONU considera que la recuperación sostenida de la economía tras la pandemia dependerá, no sólo del alcance de las medidas de estímulo y de las vacunas sino de “la calidad y eficacia que tengan esas medidas para aumentar la resistencia contra las futuras crisis.

También, que “nos enfrentamos a la peor crisis económica y sanitaria de los últimos 90 años” y que debemos recordar que las decisiones que tomemos ahora determinarán el futuro de todos. Por eso, el organismo defiende la inversión en un futuro sostenible “inclusivo impulsado por una política inteligente, inversiones significativas y un sistema multilateral efectivo y firme que sitúe a las personas en el centro de todos los esfuerzos socioeconómicos”.

Las economías desarrolladas, para las que se prevé un crecimiento del 4? en 2021, fueron las que más disminuyeron en 2020 con un 5,6 %. Por la paralización económica y las varias olas de la pandemia que obstacularizaron las medidas adecuadas para enfrentar la crisis.

“Los países en desarrollo presenciaron una contracción menos severa del 2,5%, con una recuperación prevista del 5,7% en 2021, de acuerdo con las cifras estimadas que se reflejan en el informe de la ONU.

El impacto social de la pandemia ha sido brutal. Según la ONU, que dijo desde su Departamento de Asuntos Económicos que, por lo menos, 131 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, engrosaron las filas de la pobreza extrema el año pasado.

“Las mujeres representan más del 50% de la población activa que trabaja en sectores de alto riesgo y servicios intensivos, tales como el comercio al por menor, la hostelería y el turismo, tres áreas que se han visto fuertemente afectadas por el confinamiento. Muchas de ellas no tienen acceso o tienen un acceso muy limitado a la protección social”, según el informe.

La situación se ha agravado en 2021 y por eso, el evento de hoy en Madrid urge para que se tomen medidas inmediatas y urgentes para frenar un monumental desplome socio económico a nivel mundial. La ONU ya ha incentivado varias reuniones en el último año para encontrar salidas que disminuyan el impacto de la crisis.

“Los ministerios de economía de todo el mundo tienen el deber de ayudar a los países a salir del caos social y económico provocado por la pandemia de covid-19”, ha dicho la ONU.

Amina Mohammed, vicesecretaria General de la ONU, se dirigió a los ministros de los 193 Estados miembros del organismo y les dijo que aunque la crisis ha afectado a todo, las consecuencias de la pandemia serán peores para las personas más frágiles del mundo como mujeres y niños.

“Entre 70 y 100 millones de personas podrían verse empujadas a la pobreza extrema; 265 millones de personas más podrían enfrentar una grave escasez de alimentos a fines de este año, y se estima que se han perdido 400 millones de puestos de trabajo, por supuesto, que han afectado de manera desproporcionada a las mujeres”, afirmó. Además, resaltó que 1.600 millones de estudiantes están fuera de la escuela y lo más probable es que no regresen. “Es nuestra responsabilidad encontrar soluciones inmediatas y duraderas”, apuntó.

La situación en consecuencia es de calamidad mundial y exige medidas urgentes, lo antes posible. América Latina las reclama con urgencia por ser una de las regiones más vulnerables del planeta.

Gloria Helena Rey

Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido