Philips abandona negocio de entretenimiento para el hogar

El año pasado vendió su negocio de televisores a Funai Electric, compañía que también adquirió las divisiones de sonido y video.

Philips Electronics vendió su negocio de audio y video a Funai Electric Co Japón

Archivo Particular

Philips Electronics vendió su negocio de audio y video a Funai Electric Co Japón

POR:
enero 29 de 2013 - 05:46 p.m.
2013-01-29

Philips Electronics vendió su negocio de audio y video a Funai Electric Co Japón por 202 millones de dólares (360 mil millones de pesos) para centrarse en las áreas más rentables de artefactos para el hogar, servicios de salud e iluminación.

La venta marca la salida de Philips de uno de sus negocios tradicionales.

En el 2012  vendió su debilitado negocio de televisión, estableciendo un emprendimiento conjunto con la firma Funai Electric, con sede en Hong Kong.

La migración de los consumidores hacia la música, las películas y los juegos en línea a expensas del CD y el DVD, motivó a Philips a abandonar el segmento de entretenimiento para el hogar incluso a pesar de que el mismo fue rentable el año pasado, afirmó el presidente ejecutivo de la firma, Frans van Houten.

"Esto completa el reposicionamiento de los productos electrónicos de consumo", declaró van Houten.

Philips ha luchado durante años para competir con los fabricantes asiáticos de electrónica de consumo, como televisores.

La venta de su negocio de audio y video significa que la división de consumo de Philips se centrará en electrodomésticos como tostadoras, licuadoras, máquinas de afeitar y cafeteras.

Analistas dieron la bienvenida al acuerdo como "una desinversión importante" que puede derivar en otras en la cartera de productos de consumo.

Philips reportó el martes una pérdida neta en el cuarto trimestre de 478 millones de dólares, citando provisiones previamente anunciadas y cargos.

El grupo ya había anunciado el mes pasado que destinaría 686 millones de dólares para pagar una multa de la Unión Europea por prácticas restrictivas de la competencia en su negocio de televisores, y que los cargos de reestructuración serían más altos de lo esperado.

En el 2012, Philips reportó tres trimestres seguidos con utilidades netas superiores a las estimaciones, luego de haber sufrido débil crecimiento económico, un gasto frágil de los consumidores y recortes presupuestarios de Gobiernos en varios mercados.

Los resultados del cuarto trimestre mostraron que los beneficios mejoraron significativamente después de recortes de empleos, desinversiones y un foco en los negocios principales.

Philips afirmó que con estas decisiones va camino a cumplir sus objetivos anuales para el 2013: crecimiento de ventas entre 4 y 6 por ciento, un margen de ganancia trimestral antes de intereses, impuestos y amortizaciones (EBITA) de entre e10 y 12 por ciento y una remuneración por capital invertido de entre 12 y 14 por ciento.

AMSTERDAM (REUTERS).

Siga bajando para encontrar más contenido