¿Qué son los ‘cisnes verdes’, la nueva amenaza de la economía mundial?

Como parte de la estrategia contra el calentamiento global, lo mínimo, es cumplir con el último tratado al respecto: el Acuerdo de París.

Caen las bolsas del mundo por temores en Grecia
POR:
Portafolio
febrero 25 de 2020 - 05:42 p.m.
2020-02-25

Recientemente, a principios de este mes de febrero de 2020, el Bank for International Settlements (BIS) también llamado “banco de bancos centrales”, dio a conocer un estudio que se tituló “El Cisne Verde”. Se trata de una investigación sobre los riesgos que se ciernen sobre los mercados financieros. Los autores fueron: Morgan Despres, Patrick Bolton, Luiz Pereira da Silva, Frédéric Samama y Romain Svartzma.

Aclarando el término de “cisne verde”. Cuando en los ambientes de negocios y de economía en general ocurren eventos raros, excepcionales, que se apartan de lo que hubiese sido la norma, la tradición o la tendencia esperada, se les denomina “cisnes negros”. En el caso de los “cisnes verdes”, los mismos serían consecuencias que podrían llegar a hacer crisis en los mercados financieros mundiales, producto del calentamiento global que la civilización nuestra le está infringiendo al planeta.

Los “cisnes verdes” podrían presentarse dado el daño significativo que le estamos haciendo a las condiciones bióticas del planeta. Todo esto tiene fundamento de evidencia científica, aunque desde luego, y fieles a su carencia de conceptos y visión, mandatarios como Bolsonaro y Trump continúen negando la realidad. En medio de lo que parece ser un negacionismo suicida de muchos dirigentes mundiales, los riesgos más concretos que conllevaría la presencia de “cisnes verdes” son:

• Riegos de mercados. Ante problemas que incluso intempestivamente se pueden presentar, grandes inversionistas optarían por la venta de derivados financieros de manera masiva. Con ello se produciría una “caída general de bolsas”.

• Riesgo crediticio. De esto hay ya antecedentes, tales como las repercusiones de la crisis inmobiliaria de 2007, la que precedió a la Gran Crisis Financiera de Estados Unidos de septiembre de 2008. Se trata de que los deudores deben enfrentar crisis de ingresos y liquidez, y por ello, son incapaces de pagar las deudas adquiridas.

• Riesgo de liquidez bancaria. Afectaría especialmente a las entidades acreedoras y las mismas se podrían ver drásticamente limitadas en la canalización de fondos. Esto, a partir de la Gran Crisis de la Banca de Estados Unidos de 2008, implicó el rescate de bancos corporativos.

• Riegos operativos. Se produciría cuando por daños en el ambiente -por lo general se esperaría que fueran extemporáneos y no regulares- en términos físicos y tecnológicos, los bancos o entidades crediticias en general no pudiesen operar.

Los “cisnes verdes” son una amenaza. Para ello, como parte de la estrategia mundial contra el calentamiento global, como mínimo, es de cumplir con el último tratado al respecto, el Acuerdo de París. Es crucial la participación de grandes contaminantes como Europa, China y Estados Unidos. Esta última nación, con el 6% de la población mundial, produce el 32% de la basura y el 26% de los gases responsables del calentamiento planetario.

Por Giovanni E. Reyes, Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor Titular y Director Académico de Pregrados de Administración de la Universidad del Rosario.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido