Tendencias

Recordemos nuestra historia: noticia de un secuestro

La invitación es a revisar la historia de nuestro de país y tomar conciencia de la grave implicación que tiene la elección de nuestros gobernantes.

Secuestro en el país no termina, aún quedan los civiles
POR:
Portafolio
septiembre 04 de 2020 - 03:28 p. m.
2020-09-04

Me acuerdo que aún no eran las seis de la mañana, extrañamente el teléfono sonó. Yo me desperté y como de costumbre me pasé a la cama de mi mamá, mientras tanto el teléfono fijo seguía sonando. Apenas mi mamá alzo el teléfono oí el llanto desesperado de mi tía, la noticia era que mi abuelo había sido secuestrado viniendo de San Vicente del Caguán (Caquetá).

(La importancia de la economía verde tras el fin de la pandemia). 

Ya iba a pasar el bus de mi colegio y en contra mi voluntad y aún con lágrimas en mis ojos, me tocó subirme en ese bus con la incertidumbre y con mil pensamientos que se me cruzaban, pensaba cómo estarían tratando al abuelo, qué le darían de comida, dónde le tocaría dormir, si lo tendrían amarrado…. Todo el día me la pasé callado y pensando en este tipo de preguntas. El regreso a casa fue bastante motivador, esperaba llegar y resolver todas mis dudas. Pero los días pasaron y las dudas seguían con más fuerza y se multiplicaban mis historias mentales.

Las noticias que llegan esporádicamente eran habladurías de todo tipo. El único hecho real era que mi abuelo estaba secuestrado, que tocaba salir a buscar una gran cantidad de plata para entregársela a unos bandidos.

(Sector agropecuario requiere estructura de apoyos crediticios). 


Mientras tanto el abuelo padecía su cautiverio cerca al Rio Hacha, a la altura de la gruta del Divino Niño, a escasos 30 minutos de la Ciudad de Florencia, Caquetá. Sus noches pasaban abrazado con su compañero de secuestro para lograr mantener el calor y sobrevivir. Mientras tanto mi tío buscaba lograr la liberación.

En ese mismo punto geográfico, denominado “El niño” entre Resinas (límite entre el Huila y el Caquetá), fueron secuestradas 4 personas en la misma semana, ¡sí! en la misma semana. Un comerciante de ganado de Cali, otro piloto de Neiva y dos ganaderos “opitas”. De estos cuatro, tres lograron mantener su derecho a la vida… el cuarto secuestrado no lo logró.

Para no alargar la historia luego de unos días de bastante zozobra mi abuelo fue liberado. Las horas antes de ver a mi abuelo de nuevo me parecieron siglos. Solo veía al cielo a ver a qué hora aparecería la avioneta que traería al “liberado”, el Aeropuerto Benito Salas de la cuidad de Neiva sería testigo del feliz reencuentro. La verdad pensé varias veces que nunca volvería a ver a mi abuelo. La sensación de impotencia que sentí en todo el proceso fue infinita, ahí entendí la importancia de mantener un estado de derecho donde el orden se mantenga y donde existan las garantías para generar empresa.

Le cuento esto sobretodo a las personas más jóvenes que no tuvieron que vivir en carne propia alguna de estas historias, fueron muchas similares y el desenlace en muchos casos no permitió a sus familiares volver a ver a sus seres queridos. Este relato no es tan inusual en nuestro país. Si ustedes preguntan a sus abuelos seguro tendrán una historia similar a esta en su memoria o conocen esta historia vivida por algún conocido cercano.

La invitación es a revisar la historia de nuestro de país y tomar conciencia de la grave implicación que tiene la elección de nuestros gobernantes. Aquí no les voy a decir cuál es bueno o malo, mi intención es hacer un llamado a la historia y que cada uno tenga el criterio que considere apropiado. No podemos tomarnos a la ligera y con idealismo el futuro de nuestro país.

Promulgo el capitalismo como filosofía para irradiar el bienestar en toda la sociedad, y tengo el temor de volver a ese 11 de junio de 1991 cuando el teléfono sonó.

Juan Carlos Briceño Trujillo
Profesor y conferencista de posgrados de la Universidad del Rosario.
C.E.O. www.shapemarketing.co – Founder Area10.com.co.




Destacados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido