Sector agropecuario requiere estructura de apoyos crediticios

Productores, además de los problemas estructurales del sector, tienen menos acceso a recursos de la banca formal. 

Tecnología agro

El sector agropecuario requiere de apalancamientos.

Foto iStock

POR:
Portafolio
septiembre 02 de 2020 - 02:42 p. m.
2020-09-02

Enfrentar la actual pandemia derivada del Covid-19 ha implicado el doble reto de rescatar tanto los niveles de salud, como de carácter económico. Los confinamientos se han cobrado mucho de la eficiencia y eficacia que se tenía en los procesos de producción, distribución y consumo, pero han posibilitado la protección de vidas, del componente salud, que es, en última instancia, una variable económica de la sociedad.

(Infraestructura de calidad y su papel en momento de crisis). 

Se sabe que uno de los sectores indispensables y a la vez frágiles de la economía es el agrícola o agropecuario. El mismo tiene notables limitaciones estructurales, tales como: (i) dependencia del clima; (ii) alta perecibilidad de productos; (iii) por lo general altos costos de almacenamiento, manejo y transporte de cosechas; (iv) baja elasticidad de la demanda; (v) alta elasticidad de la oferta; y (vi) trabajo con factores fijos, tales como ciclos biológicos y capacidad de rendimiento de la tierra.

(Seis fundamentos para un plan de mercadeo estratégico tras la pandemia). 


Con base en ello, el sector agropecuario requiere de apalancamientos. Un ejemplo se tiene en las políticas de subsidio de los países más desarrollados.

En Colombia, más que apoyos directos, que en muchos casos han estado relacionados con sonados casos de corrupción -recuérdese el programa Agro-Ingreso Seguro- el gobierno ha abierto líneas de crédito. En tal sentido es interesante ver que, en 2019, esos créditos llegaron a tener los destinos que a continuación se listan.

En ese año, el total de créditos según Finagro, fue de 19.25 billones de pesos. De ellos un 70% se destinó a los grandes productores, los que representan un 1.4% de las unidades productivas del sector agropecuario. Un 17% terminó en los productores medianos, que conforman un 5.4% de las unidades de producción; y tan sólo un 13% tuvo efectivamente como destino a los pequeños productores que constituyen un 93.2% de los productores.

(El papel de los empresarios en la nueva realidad). 


Es evidente el alto grado de desbalance en el destino de los fondos, especialmente cuando la comparación se hace con el peso que cada uno de los tres estratos de productores, tiene en el gran total de unidades de producción agropecuaria.

Es previsible que es más difícil llegar a los pequeños productores, pero es allí donde el apalancamiento se hace más necesario. Esto productores, además de los problemas estructurales del sector, tienen menos acceso a recursos de la banca formal. Es allí en donde efectivamente pueden entrar a jugar un papel estratégico, de eficaz apoyo, las entidades bancarias que buscan la equitativa promoción de mercados incluyentes y de desarrollo.

Giovanni E. Reyes
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard
Profesor Titular y Director Académico de Pregrados de Administración de la Universidad del Rosario.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido