Sector gastronómico, uno de los más afectados por el coronavirus

Locales cerrados por las medidas de cuarentena han impactado estos negocios. ¿Cómo enfrentar la situación?

Gastronomía

Gastronomía

POR:
Portafolio
abril 08 de 2020 - 07:05 a.m.
2020-04-08

Dada la coyuntura ocasionada por la propagación del coronavirus en el país, uno de los sectores empresariales más afectados es el de la gastronomía, ya que debido a la cuarentena o aislamiento obligatorio decretado por las autoridades colombianas, cientos de restaurantes y establecimientos comerciales han tenido que parar su actividad.

(Hermanos Rausch, ¿hacia un formato de ‘low cost’?). 

No obstante, esta situación también se ha convertido en una oportunidad para otros de potencializar sus alianzas o canales de venta online para continuar operando y así llegar a millones de hogares colombianos.

Y es que frente a la crisis, el sector gastronómico busca reestructurarse. Muchas veces debe desaprender para volver a enfocar su modelo de negocio y salir adelante. “Hay que tener presente que no se ha perdido, ni se perderá la necesidad de alimentarse, el reto es diseñar una manera de llegar a nuestros clientes en tiempo, forma y precio adecuado”, afirma Carolina Parra, presidente de la escuela de gastronomía Gato Dumas Colombia.

Para Parra, en este momento que vive el país es fundamental que las empresas del sector gastronómico piensen en la reinvención e impulsen iniciativas que reduzcan los efectos de la crisis dentro de la industria, así como aprovechen la tecnología como la educación online. Según la experta, restaurantes y cocinas podrían tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

1. Crear una red propia y cooperativa de domicilios con altos protocolos de inocuidad, para así no depender de otros servicios de delivery disponibles en el mercado. De no ser así, hacer una alianza con una de estas redes, negociando en bloque mejores condiciones y formándolos con protocolos de sanidad más exigentes.

2. Adaptar los menús a precios asequibles y opciones que correspondan a las necesidades diarias de los comensales.

3. Hacer un tránsito del domicilio al menú por suscripción para garantizar un presupuesto estable y variedad en la carta.

4. Asociar la venta de comida con acciones de carácter social para los menos favorecidos, que promuevan el consumo con un impacto social positivo.
“Las soluciones colectivas son mucho más poderosas y viables que las opciones independientes. Revisar la cadena completa y buscar alianzas con integraciones verticales hacia atrás y hacia adelante, es decir, con el productor, el abastecedor o el domiciliario, aportarían mucho socialmente tanto al sector como a los negocios”, explica Parra.

Recomendados

  • TENDENCIAS
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido