MARTES, 16 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Sociales

29 feb 2024 - 9:21 p. m.

Los nuevos desafíos que debe responder la formación de los ingenieros

Ese esfuerzo necesita reforzar la formación técnica, de gestión y financiera, señaló el director de MBA de la Universidad de Europa, Miguel Machón.

Obras civiles

Obras civiles

iStock

POR:
Diana K. Rodríguez T.

La fusión entre la educación y los principales sectores económicos del país, se están enfrentando a una serie de innovaciones y retos para conseguir un progreso profesional. Tal es el caso del renglón de infraestructura y construcción, que con las dinámicas del fenómeno de El Niño ha tenido que repensar en el aspecto educativo la formación de los profesionales.

Así lo explicó Miguel Machón, director externo del International Construction Management MBA de la Universidad Europea.

(Lea más: Virtudes de un líder: ‘debe ser humilde y reconocer que se equivoca’)

¿Qué papel juega la educación?

Los ingenieros deben especializarse en tratar estos problemas. Formarse en prevención para tomar medidas frente a los daños que se puedan producir y que sean los menores posibles. También, en actuación en el momento del daño, esto tiene técnicas específicas. Por otro lado, está la remediación de los daños una vez que el fenómeno ha pasado. Se suma el conocimiento de datos estadísticos que es muy importante.

Esto supone desarrollar determinadas especialidades. Por eso, en las instituciones académicas se están empezando a crear especialidades, cursos, maestrías y retos profesionales en esta rama de gestión de fenómenos naturales. 

¿Cómo afrontar desde el sector el fenómeno de El Niño?

Estos fenómenos climáticos están afectando a todo el mundo, no solamente son acá con la sequía. Por ejemplo, en España en este momento tenemos una sequía histórica. Ciudades como Barcelona están con restricciones de agua, lo cual es inconcebible. Ese tema está directamente involucrado con la ingeniería civil. Luego tenemos el fenómeno de los incendios, que es muy problemático y que llega a afectar no solo la masa forestal, sino también a ciudades como ha pasado con Valparaíso en Chile. Afecta a una rama de la ingeniería más concreta, que es la forestal y que acomete labores de prevención y de reparación de estos problemas.

¿Qué ha cambiado?

Los países tienen planes y experiencias con la historia de lo que ha ocurrido. En los últimos años, están sucediendo fenómenos más frecuentemente, de mayor intensidad y de mayor impacto en los daños. Esto nos está asustando.

(Lea más: Convocatoria abierta de la OEA: 500 becas en Colombia en maestrías STEM)

¿A qué retos se van a enfrentar los futuros empresarios?

Existen dos líneas que hay para entender este tipo de formación. Por un lado, está la parte de profesionales expertos que analizan en medios universitarios o en asociaciones profesionales lo que está ocurriendo y hacen recomendaciones técnicas. Y la otra faceta, es la de formar a los técnicos para que conozcan mejor esa problemática que está sucediendo.

Se deben implementar cursos de posgrado, especializaciones, diplomaturas, maestrías que permitan que los egresados amplíen conocimientos cuando se quieran dedicar a esa especialidad dentro de la profesión.

¿Cómo funciona el MBA?

Esto es administración de empresas dedicadas al sector de las infraestructuras y la construcción, con lo cual todos los casos, ejemplos, características financieras, que estudiamos y analizamos, se refieren a ejemplos y proyectos concretos del área de infraestructuras y de construcción.

¿Qué cosas puede tomar Colombia de esa educación?

Colombia se encuentra con un rezago en infraestructura. Se necesitan infraestructuras viales, carreteras, transporte público en ciudades, transporte masivo, marítimo y fluvial. En fin, la lista de necesidades es muy grande.

Colombia tiene una economía fuerte que no corresponde con el nivel de su infraestructura. El reto es extremadamente alto porque el territorio es muy agreste. Diseñar una vía en los Andes es bueno y se tiene que hacer con profesionales de alto nivel.

Lo que viene por delante en los próximos 20 a 30 años en Colombia es un esfuerzo inversor muy alto en esas infraestructuras.

(Más noticias: ¿Si paga hablar inglés? El impacto que tendría si maneja un segundo idioma)

Miguel Machón, director externo del MBA de la Universidad Europea

Miguel Machón, director externo del MBA de la Universidad Europea

Cortesía

(Lea más: Icetex busca colombianos para enseñar español en Reino Unido: piden nivel de inglés B1)

¿Qué debe tener ese esfuerzo?

Ese esfuerzo tiene varios componentes, un componente técnico, uno de gestión y el financiero.

En el aspecto técnico, hay que formarse en tecnologías que aporten retos nuevos a los cuales Colombia no ha afrontado hasta ahora. El gran reto es, a medio plazo, conseguir reemplazar esos técnicos europeos o chinos por técnicos locales. En el aspecto de gestión, que sería todo el proceso organizativo de desarrollo de los proyectos, saber construirlos y gestionar administrativamente.

Y el tercer aspecto es el de financiación, el tema presupuestal, que es esencial en esta parte.

¿Qué ve de la educación colombiana?

Grandes universidades colombianas tienen bastantes cursos de ingeniería vial, de túneles, de puentes que están enfocados al aspecto tecnológico, sobre todo del diseño y de parte de la construcción. Sin embargo, no conozco prácticamente nada en maestrías o cursos, enfocan el segundo aspecto de la gestión y el tercero de la financiación.

¿La construcción es un motor para la economía?

La construcción siempre ha sido un motor sustancial en la economía, porque la generación de empleo tiene una un factor multiplicador enorme en muchos sectores. Todo país que desarrolla fuertemente su sector de construcción mejora su economía.

Si Colombia sigue invirtiendo el 3% de su PIB en construcción, se va a ir quedando más rezagada en las infraestructuras y no hay riqueza adicional. De manera que ahí hay un círculo vicioso que hay que romper. Hay que dar el salto.

¿Cómo van las cifras del programa en general?

Hoy en día los alumnos que tenemos en el MBA que yo dirijo, en un 95% son latinoamericanos. Tenemos el cupo cubierto de alumnos en todas las ediciones que se hacen presenciales y online. Las clases son de 40 alumnos, hemos pedido una autorización para subirlo a 50. Hay mucha demanda de colombianos visitando y quedándose en España, es un boca a boca, hay una transmisión de experiencias que genera que muchos graduados y alumnos, escuchen y se enteren de nuestros programas.

En la línea educativa online, pasa algo similar, el 90% o más son alumnos latinoamericanos.

(Lea más: Las 10 universidades colombianas que más se destacan en producción de artículos)

DIANA K. RODRÍGUEZ T.
Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta