close
close
Francisco Barnier González

Terceras opa: informar o no informar

No divulgar el valor de las acciones al público en general coloca en desventaja a inversionistas minoritarios al vender acciones subvaloradas.

Francisco Barnier González
POR:
Francisco Barnier González
marzo 24 de 2022
2022-03-24 03:05 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc5932c2c.png

Las opa de los grupos Nutresa y Sura lleva a reflexionar sobre el frágil mercado de valores colombiano ante la permanente subvaloración de acciones frente a los precios negociados en el mercado.

Esta situación afecta a inversionistas de corto plazo y aún de largo plazo minoritarios que compran aguardando una mejor rentabilidad pero que terminan vendiendo a precios subvalorados varios años después puesto que los precios nunca convergen al valor real.

Supongamos dos situaciones a que puede enfrentarse la dirección de una empresa que conoce que los precios de las acciones de su empresa están subvaloradas: una situación normal de mercado y otra ante una oferta pública de adquisición (opa).
En el primer caso, la dirección tiene dos opciones: divulgar públicamente información revelando por qué los inversionistas deberían comprar acciones o guardar silencio, aprovechar el precio de oferta y recomprar las acciones subvaloradas. Al respecto existe poca investigación sobre cual estrategia es la más efectiva.

Bajo escenario de no divulgación según investigaciones de Sivaramakrishnan de Rice University y otros colegas, los inversionistas a largo plazo obtienen la mayor recompensa si los administradores inducen la mayor subvaloración posible al no publicar noticias positivas. Una vez que el mercado está convencido de que las acciones valen cada vez menos, la empresa puede intervenir y recomprarlas con un descuento como es frecuente en programas de recompra de acciones.

En el mercado público de valores colombiano donde la información es incompleta, la mayoría de empresas tienen un incentivo para no proporcionar información positiva, especialmente cuando quieren recompensar a sus accionistas a largo plazo mediante la recompra de acciones. Sin embargo, el anuncio de recompra es una señal a los inversionistas que la empresa aumentará su valor.

En caso de subvaloración la recompra beneficia a los accionistas a largo plazo a expensas de los accionistas a corto plazo que venden sus acciones con descuento. En Estados Unidos ciertas recompras no están permitidas hasta después que la empresa divulgue algún tipo de información requerida. En caso de opa cuando las acciones están extremadamente subvaloradas, las empresas deberían revelar información crítica y porqué no vender sus acciones, situación que no afecta intereses de los accionistas a largo plazo.

En caso de no revelarlo, los inversionistas a corto plazo minoritarios pierden beneficios al vender por debajo del valor de la empresa que es lo sucedido en la primera y segunda opa para los fondos de pensiones y puede llevar a acciones legales por parte de algunos inversionistas insatisfechos ante el anuncio de segunda opa que el precio sigue subvalorado.

No divulgar el valor de las acciones al público en general coloca en desventaja a inversionistas minoritarios al vender acciones subvaloradas y les priva de la oportunidad de recoger todos sus beneficios.

FRANCISCO BARNIER GONZÁLEZ
Principal Associate Partner, IMCI Group International
fbarnier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes