close
close
Gonzalo Gallo González

Tomar consciencia

Evalúa tus creencias y deja de lado aquellas que te limitan y te cierran el camino. Ninguna viene de Dios.

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
marzo 23 de 2022
2022-03-23 02:15 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Aquel que conoce todas las respuestas no se ha hecho todas las preguntas. Confucio, 551.479. a.C. Creces en sabiduría cuando aprendes de los niños a hacerte preguntas y formulárselas a otros, en especial a seres sabios. Por allá en el siglo IV antes de Cristo, Sócrates enseñaba haciendo preguntas inteligentes a sus discípulos. Así lograba que ellos pensaran y que por sí mismos encontraran las respuestas que andaban buscando.

Lo cierto es que el mejor líder o el mejor educador no da las mejores respuestas, él hace las mejores preguntas. Los Guías espirituales enseñan que las respuestas las tenemos dentro de nosotros y, por eso, invitan a interiorizar. Es lo que haces cuando creas el buen hábito de meditar. Ya en calma te haces preguntas y en silencio llegan las respuestas. Es bueno aprender de seres ricos es sapiencia, pero es mejor relajarte, meditar y hacerte preguntas para tomar consciencia en estados de paz.

Darle un vuelco a tu vida es algo que puedes hacer por las buenas, pero lo habitual es a las malas. Siente que ya tienes que buscar respuesta a las preguntas que te han inquietado en tu caminar. Puedes hallar respuestas y paz si sabes buscar. Podemos llegar a comprender la realidad y sanar el pasado. Y esas acciones nos liberan de muchas cargas, nos brindan equilibrio y alejan la ansiedad y el sufrimiento.

A veces en la religión se te pide una fe ciega, y con la ciencia ves solo una pequeña parcela de la realidad. Las respuestas están adentro, pero el humano vive hipnotizado por lo externo. Si meditas, tu vida da un buen giro. Meditar y ser espiritual te abre la posibilidad de comprenderte mejor a ti mismo, comprender el mundo y contribuir a mejorarlo. La espiritualidad es libre, sin dogmas, creencias o prohibiciones. Date ese regalo que te sirve a ti y a los que amas.

A veces no te conectas con la realidad y sufres programado por un sistema de creencias que te bloquea. Sin embargo, siempre eres libre para cambiar y tomar otro rumbo, centrado en el amor, aunque te critiquen. Sigue tu propio camino sin lastimar a otros y muy consciente de tu misión de amor en la Tierra. Confía en Dios y en ti, sin un ápice de miedo, y recuerda que la fe es tu aliada incondicional.

Atrévete a cuestionar creencias humanas. Cuando te digan que algo no se puede, examina bien los hechos y persigue tus sueños con tesón. Los seres entusiastas logran que lo imposible se haga posible con fe, entrega y una constancia infatigable. Esas fueron las fuerzas que llevaron a Colón y a Magallanes a realizar sus descubrimientos a pesar de duras peripecias. Evalúa, por tanto, tus creencias y deja de lado aquellas que te limitan y te cierran el camino. Ninguna viene de Dios.

GONZALO GALLO GONZÁLEZ
​Escritor y conferencista

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes