close
close
Luis Felipe Chavez

Transformación monetaria

Las criptodivisas son valores intangibles y digitales que centran su operación en una criptografía cambiaria para establecer un parámetro de acción.

Luis Felipe Chavez
POR:
Luis Felipe Chavez
octubre 07 de 2021
2021-10-07 12:17 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/03/18/6053d0a4ccfde.png

Las primeras acuñaciones monetarias conocidas en oro fueron las realizadas por Creso, rey de Lidia en el año 550 a.C. Luego los persas y ciertas colonias griegas utilizarían también el oro para su proceso de ‘Mercantilismo’ como lo llama John M. Ferguson, experto en historia económica y social, proceso en el que la moneda, se transforma finalmente en un aspecto comercial cambiario de servicios.

Alejandro Magno en sus conquistas a toda Asia menor, recogió tantos tesoros, que decidió emplearlos en la acuñación de moneda para valorar así sus conquistas, otorgándole a cada peso en oro su valor de éxito. A esta circulación mercantil se le sumó también el pago por los servicios salariales. Más tarde, en la antigua roma, el pago a los legionarios se hacía con el sólidus romano, que de ahí viene la palabra soldado. En plena edad media, con el manejo del capital feudal se sumaría a esta transformación monetaria, la tasa de usura, el interés de préstamo y el cooperativismo, que ayudarían de cierta manera a la consolidación financiera como una unidad de cambio territorial.

Así como el lenguaje y la religión unificaron reinos, la moneda, también caracterizó un valor territorial legitimando el poder de un rey sobre un reino.

En China, en el año 650, se empleó el primer papel moneda llamado pao-tsao que servía de reemplazo a grandes sumas de monedas de oro o cobre. Este papel perdió su valor por las constantes guerras contra los árabes quienes conocieron este documento de valor y lo llevarían a occidente. El papel moneda no sería acogido plenamente sino hasta el siglo XVII en Europa, contando ya con más tecnología para evitar la estafa y la copia.

Luego, llegarían los bonos de Estado, los haberes y los testamentos que darían valor paralelo al papel moneda y dejarían una huella en la importancia del valor de los documentos históricos.

La historia nos ha mostrado como un objeto de valor, representa los intereses nominales de un territorio, sin embargo, estamos entrando en una era ‘intangible’donde el valor de la moneda comienza a no depender de los campos de la ciencia, ni de la religión o de un recurso natural y menos de un territorio o Estado.

Las criptodivisas, o criptomonedas son valores intangibles y digitales, que centran su operación en una criptografía cambiaria para establecer un parámetro de acción en el mercado financiero. No están controladas por bancos o países y su liberación de cantidad depende de las personas que lo crean. He ahí su volatilidad en un mercado que si bien, depende del vos a vos, muchos empresarios modernos gestionan operaciones en este tipo de monedas para fortalecer sus propias empresas. El blockchain o cadena de datos, es una de estas acciones que enmarcó la creación del Bitcoin, moneda que actualmente fue adoptada por El Salvador con una ley legislativa de un amplio margen a favor, como moneda cambiaria.

Desconocer que las criptomonedas están tomando ese rumbo sería un error, pero sería un error aún muchísimo más grave depender sólo de este tipo de monedas digitales donde no hay dependencia colectiva que regule su volatilidad y que se fundamente en un mercado global.

LUIS FELIPE CHÁVEZ GIRALDO
Historiador

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes