close
close
Gustavo H. Cote Peña

Un año que llega y otro que se va

Una visión optimista del año nuevo llevaría a esperar una posible mejoría de las cosas para el presidente Duque.

Gustavo H. Cote Peña
POR:
Gustavo H. Cote Peña
diciembre 13 de 2021
2021-12-13 12:54 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7bf852a599.png

Nos encontramos a muy pocos días de la finalización del año. Después del nefasto 2020, el agonizante año 2021 implicó, en su comienzo, grandes expectativas. Durante el paso de sus días y meses, las autoridades nacionales han sido constantes en enviar mensajes optimistas sobre la recuperación nacional.

Entre otras cosas favorables, sus recientes voces advierten sobre el crecimiento de la economía con cifra record, la reducción del desempleo aún cuando todavía alcanza los dos dígitos, la reactivación de diferentes sectores económicos, el incremento en la inclusión financiera de la población, el aumento de las ayudas económicas sociales a los más vulnerables, los resultados positivos de la lucha contra los grupos residuales en armas manifestados en la detención de algunos de sus líderes y la muerte de otros, el avance de la vacunación contra el responsable de la pandemia, aunque falta bastante para lograr la inmunidad de rebaño, el anuncio en Glasgow de tener en el 2022 un 30% del territorio nacional como áreas protegidas para ayudar a frenar el cambio climático.

El esfuerzo del Gobierno Nacional por mostrar una gestión positiva, contrasta con la percepción de los colombianos sobre el primer magistrado de la nación, reflejada en la última encuesta del año realizada por la firma Invamer, cuyos resultados fueron dados a conocer en la W Radio el pasado 6-12-21. Según la emisora “los resultados revelaron que, hoy por hoy, el mandatario cuenta con una imagen desfavorable del 69,8 % y favorable del 25,1 %”.

Pareciera que la existencia de un gran número de personas en condición de pobreza e indigencia (42%), del desempleo cercano al 12%, las pruebas pilotos del fracking, el envión contra la JEP apenas iniciada su administración, la desaceleración de la implementación del acuerdo de paz, el doloroso recuerdo del manejo de la represión a la protesta social de hace algunos meses con tantas muertes y graves lesiones permanentes injustificados, el escándalo de los 70.000 millones de pesos perdidos en el Ministerio de las TIC, los 312 asesinatos en los dos últimos años de lideres y lideresas sociales informados en el reciente reporte de la Defensoría del Pueblo sumados a los de varios reinsertados, el patrocinio con su bancada en el Congreso y su posterior sanción presidencial de la suspensión de una norma de la ley de garantías esencial para evitar la pérdida de recursos del Estado, le siguen pasando la cuenta de cobro.

Una visión optimista del año nuevo llevaría a esperar una posible mejoría de las cosas para el Presidente. Sin embargo, los meses restantes de su período con campaña electoral en curso, hacen prever una gran dificultad para revertir la impresión adversa anotada.

GUSTAVO HUMBERTO COTE PEÑA
Exdirector General de la Dian
gcote@globbal.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes