close
close
Miguel Gómez Martínez

William Fadul

El último de los grandes líderes de la edad de oro del gremialismo colombiano... Eran hombres de Estado que estaban en préstamo en el sector privado.

Miguel Gómez Martínez
POR:
Miguel Gómez Martínez
diciembre 07 de 2022
2022-12-07 12:51 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c55d1afeb.png

Me ha correspondido la triste tarea de escribir sobre dos amigos que han fallecido y que fueron mis predecesores como presidentes del gremio asegurador colombiano.

Primero fue Roberto Junguito, un ícono de la economía colombiana. Ahora es el turno de William Fadul, una figura inmortal del gremialismo nacional. Parecían muy diferentes pues Junguito era cachaco y rolo. Fadul, costeño y sabanero. El uno economista integral el otro ingeniero químico extraviado en los seguros y la política pública. Muy similares en su inteligencia e importancia.

Fadul era un personaje sabroso. Culto como pocos, buen escritor y narrador, practicaba un lenguaje impecable, con historias maravillosas y cuentos. Un hombre de humor preciso y de apuntes certeros. Vivió la mayor parte de su vida en Bogotá, pero seguía siendo costeño a pesar de la gabardina que usaba hasta la última vez que lo vi hace pocas semanas. Los israelitas nunca supieron que este colombiano, con raíces en el Medio Oriente, era doble del primero de sus jefes de gobierno, David Ben-Gurion. Eran idénticos y William Fadul podía haber sido su doble en las películas.

En medio de una de esas crisis que se presentan en los gremios, decidí consultarlo sobre lo que debía yo hacer. Me escuchó con paciencia mientras le explicaba los pormenores de la situación y luego me dijo: “Miguel: hay problemas que se resuelven y problemas que se disuelven. Este es uno de los que se disuelven”. Creo que es uno de los diagnósticos más acertados y uno de los mejores consejos que he recibido en mí ya muy larga carrera profesional.

La habilidad con la que manejó durante treinta años el gremio asegurador no será nunca superada. Las anécdotas de quienes trabajaron con él son innumerables, pues ejercía como patriarca que lo era. Propuse que el premio al periodismo de seguros, en la categoría de trabajo de grado, llevase su nombre como reconocimiento a su enorme labor en favor del aseguramiento de los colombianos. Al cumplir los 45 años del gremio, en medio de la pandemia, le hicimos un merecidísimo homenaje que, a pesar de no poder ser presencial, fue muy sentido.

Hace pocas semanas fuimos a almorzar en compañía de algunos otros colaboradores de su época en el gremio. Seguía agudo y punzante. Pudimos rememorar desde sus ancestros familiares, sus anécdotas como líder gremial y su clarividente visión del futuro del país que veía con creciente preocupación. Fue una reunión deliciosa de la cual guardaré un recuerdo inolvidable.

William Fadul, el último de los grandes líderes de la edad de oro del gremialismo colombiano.
Personajes nacionales que entendían que las empresas tienen un compromiso superior al de generar utilidades. Eran hombres de Estado que estaban en préstamo en el sector privado.

Hombres como William Fadul ya no nacen, ni se hacen.

MIGUEL GÓMEZ MARTÍNEZ
​migomahu@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes